Todo lo que debes saber sobre la adicción al sexo

La sexóloga Ariadna Pulido te informa en este artículp sobre la adicción al sexo, sus problemas, síntomas y tratamiento.
 
 
Cosmopolitan
 
 
Preguntamos en nuestras redes sociales qué dudas sobre sexo tenían nuestras lectoras y uno de los temas más controversiales y con más desinformación resultó ser el de la adicción al sexo. Es por esto que nos pusimos en contacto con Ariadna Pulido, sexóloga, psicóloga, conferencista y especialista en adicciones para que nos contara un poco más sobre este común y al mismo tiempo desconocido problema.
 
 
¿En qué momento se vuelve un problema?
Ariadna nos explica que el momento clave es cuando ya no se puede seguir con las actividades diarias normales, debes parar para masturbarte o estimularte o tener relaciones sexuales. «Ya tienes una disfunción en tu vida diaria. No puedes trabajar y con tu pareja ya no sientes esa misma satisfacción o plenitud, necesitas más estímulos». 
 
 
¿Cómo se trata ese tipo de adicción?
Se tiene que ir con un especialista. Dependiendo de las necesidades especificas del paciente se puede tratar con un psicólogo, un psiquiatra, un neurólogo, un urólogo o varios de ellos al mismo tiempo. «Deben pasar por una terapia cognitiva-conductual en donde tomamos conciencia y vamos viendo, reconociendo, integrando y aceptando los patrones», nos cuenta Ariadna. Además agrega que se debe entender de dónde salieron estas conductas sexuales. El tratamiento llega a durar de 6 a 9 meses.
 
 
 
¿Es igual al tratamiento de otro tipo de adicciones?
Al igual que con el tratamiento de adicciones a sustancias no se requiere parar de golpe, nos dice Ariadna, se va disminuyendo de manera paulatina. «Se trata mucho de generar conciencia y bajar el número de estímulos. Hay que recordar que son personas que están teniendo entre 3 y 6  o más eyaculaciones o masturbaciones diarias». 
 
 
¿Qué hacer si alguien que conoces tiene un problema?
Ariadna nos aconseja abordar a la persona con muchísimo cuidado y nos recuerda que cualquier diagnóstico fuera de consultorio se puede tomar como una agresión. «La sugerencia debe ser muy sutil», nos recalca.
 
 
El problema se da más hombres que en mujeres
Y el culpable de esto son las hormonas. «Es la testosterona, que está más activa y presente en ellos. Como mujeres a progesterona es más pasiva. También logra verse en nosotras aunque aquí se asocia con otros trastornos como el de tlp», nos aclara Ari.
 
 
Commentarios: 0 Hits: 85

500 caracteres restantes

Cancel or