Esto es lo que debes saber de la hepatitis A

 

 

Se trata de una infección altamente contagiosa provocada por un virus que afecta al hígado de la persona

 

SOY HOMOSENSUAL

 

Las infecciones de transmisión sexual no son las únicas cuestiones que pueden dañarte. Toma nota y ten cuidado de la hepatitis A.

 

El cuidado de nuestra salud es una responsabilidad propia. Muchas personas creen que solo las infecciones de transmisión sexual pueden adquirirse por esta vía. Sin embargo, hay enfermedades que no son ITS y sí se pueden contraer durante el sexo. Pon mucha atención que aquí te hablaremos de la hepatitis A.

 

¿Qué es la hepatitis A?

 

Se trata de una infección altamente contagiosa provocada por un virus que afecta al hígado de la persona. La hepatitis A causa una inflamación de este órgano, lo que a su vez genera algunos malestares. La principal forma de adquirir el virus es ingerir o alimentos que han sido expuestos a materia fecal.

 

Asimismo, en las prácticas sexuales donde se tenga contacto anal u oral hay un alto riesgo de que se transmita la hepatitis A. Por ello es sumamente importante tener precaución en este aspecto.

 

¿Cuáles son sus síntomas?

 

La infección puede ser asintomática en los primero días. De igual forma, pueden pasar hasta 45 días antes de que se presenten las primeras señales de haber adquirido hepatitis A. No obstante, algunos de los síntomas en hombres y mujeres son:

 

Fatiga

Náuseas y vómitos

Dolor abdominal

Orina oscura

Piel amarilla

Pérdida de apetito

Fiebre leve

Heces pálidas

 

Aunque los síntomas pueden desaparecer, la infección sigue latente y esta puede provocar enfermedades del hígado más peligrosas como cirrosis o cáncer.

 

¿Cómo se trata y se previene?

 

Desafortunadamente, no existe un tratamiento específico para tratar a la hepatitis A. Si crees haber adquirido el virus lo más recomendable es acudir con un médico para que pueda orientarte. Generalmente, los especialistas de la salud recomiendan reposo, hidratación con agua y una dieta que ayude a mejorar la situación del hígado.

 

El virus desaparece aproximadamente en tres meses. Y seis meses después de que se adquirió la infección, esta desaparece por completo del organismo.

 

En la práctica sexual, la mejor opción es utilizar condón cuando se realice algún acto donde se pueda adquirir hepatitis A. Sumado a ello, se recomienda cuidar la higiene de los alimentos que se ingieren. Estos cuidados reducirán el riesgo de que el virus ingrese al organismo.

Commentarios: 0 Hits: 213

500 caracteres restantes

Cancel or