El mes de nacimiento y su influencia en la salud

 

 

 

Las personas nacidas en otoño son hasta tres veces más propensas a contraer alergias alimentarias que las nacidas en otra estación

 

Selecciones

 

Tu fecha de cumpleaños determina tu signo del zodiaco, pero estudios recientes indican que también podría influir en tu salud con el paso de los años. Pero ten en cuenta esto: el impacto de la estación en que naciste está lejos de ser decisivo; los genes y el entorno desempeñan un papel mucho más importante.

 

Si naciste en otoño

Mejor condición física

 

Un estudio publicado en el International Journal of Sports Medicine reveló que unos niños de edad escolar nacidos en noviembre obtuvieron un promedio de 10 puntos porcentuales más en pruebas de eficacia cardiorrespiratoria, fuerza de prensión manual y fuerza en las piernas, en comparación con otros nacidos en abril.

 

Las madres de los niños nacidos en otoño estaban embarazadas en el verano, cuando el sol hace aumentar los niveles de vitamina D, la cual incide en el desarrollo físico del feto.

 

Alergias alimentarias

 

Las personas nacidas en otoño son hasta tres veces más propensas a contraer alergias alimentarias que las nacidas en otra estación, indica un estudio de la Universidad Johns Hopkins.

 

Los bebés nacidos en otoño sintetizan menos vitamina D (protectora de la piel) al comienzo de la vida, lo que podría hacerlos más propensos a desarrollar sensibilidad a los alérgenos alimentarios a través de la piel.

 

Si naciste en invierno

Zurdera

 

Los varones nacidos en esta estación son más propensos a ser zurdos que los nacidos en otra estación, indica un estudio realizado en Austria y Alemania. Los niveles altos de testosterona en el útero predisponen a la zurdera, y los lapsos más largos de luz diurna en el verano al parecer provocan un aumento de la testosterona en un momento clave del desarrollo del feto, cuando la lateralidad aún se está definiendo.

 

Nacimiento prematuro

 

Los bebés concebidos en mayo (y que por lo común nacen en febrero) corren un riesgo 10 por ciento mayor de llegar al mundo antes de tiempo que los concebidos en otra estación, indica un estudio de 2013.

 

La exposición de las mujeres a la gripe en el último trimestre del embarazo podría ser la causa. Las mujeres gestantes deben vacunarse contra la gripe.

 

Si naciste en primavera

Melanoma

 

Las personas nacidas en primavera corren 21 por ciento más riesgo de contraer cáncer de piel que las nacidas en otoño, según un estudio de 2014 publicado en el International Journal of Epidemiology.

 

La exposición a la luz ultravioleta del sol durante los primeros meses de vida puede aumentar la propensión a padecer melanoma en la edad adulta. Aplicarse filtro solar todo el año, no broncearse y usar sombrero y gafas oscuras es la mejor protección contra todos los tipos de cáncer de piel.

 

Menopausia precoz

 

En un estudio de casi 3,000 mujeres italianas posmenopáusicas, las nacidas en primavera dejaron de menstruar poco antes de los 49 años de edad; las nacidas en otoño, en cambio, llegaron a la menopausia unos 15 meses después. Estas últimas mujeres podrían haber nacido con un mayor número de óvulos.

 

Si naciste en verano

Miopía

 

Un estudio publicado en la revista Ophthalmology reveló que los bebés nacidos en verano son más propensos a necesitar lentes para ver de lejos. Esto quizá se deba a la cantidad de luz a la que están expuestos los bebés poco antes y poco después de nacer.

 

Investigaciones con animales de laboratorio han mostrado que la exposición a la luz puede afectar el desarrollo normal de los ojos.

 

Cambios de humor

 

Las personas nacidas en uno de los meses del verano son más propensas a tener “temperamento ciclotímico”; es decir, a pasar rápidamente de la tristeza a la alegría, y viceversa.

 

La exposición a la luz solar y al calor veraniego parecen afectar las sustancias químicas del cerebro que se encargan de regular la salud mental.

Commentarios: 0 Hits: 35

500 caracteres restantes

Cancel or