Sexo: la importancia del cerebro para llegar al orgasmo femenino

 
 
Sí, sin el cerebro no podrás llegar al clímax. ¡Lo dicen los expertos!
 
 
 
Cosmopolitan
 
 
 
El orgasmo femenino sigue siendo todo un reto en el sexo. Mantenerlo, conseguirlo e incluso saber identificarlo es algo que muchas mujeres aún no saben. Pero, para disfrutar plenamente de ello, los expertos y numerosos estudios no han parado de repetirnos que, en materia de sexo, el cerebro es imprescindible.
 
DOPAMINA, LA HORMONA IMPRESCINDIBLE DEL CEREBRO ANTES DEL SEXO
Seguramente que el término de dopamina no te suene demasiado, pero a partir de ahora deberás tenerlo muy en cuenta.
 
Recientes estudios relacionados con el sexo y el cerebro apuntan a que esta hormona se activa antes de tener relaciones sexuales, incluso mucho antes de los tan famosos preliminares. Pero no siempre esta teoría fue la correcta: en los primeros estudios sobre la dopamina se tenía la creencia de que se activaba en pleno acto sexual, mientras que ahora son muchos los expertos que se decantan por los estudios más recientes que corroboran la primera teoría enunciada.
 
Además de la dopamina, científicos de la Universidad de Rutgers en Nueva Jersey, determinaron que practicar sexo y llegar al orgasmo activa cerca de 100 zonas de este órgano, llegando a estar presentes lugares que también se activan cuando nos reímos, nos recompensan e incluso, tenemos miedo, como el núcleo accumbens.
 
ENTONCES, ¿POR QUÉ ES TAN IMPORTANTE EL CEREBRO?
Todos estos apuntes científicos hacen que, en definitiva, el cerebro sea el ingrediente indispensable para disfrutar del sexo y, por lo tanto, llegar al orgasmo. Hacer que este esté en continuo funcionamiento antes, durante y después es imprescindible. Siendo estas las sensaciones que experimentarás desde tu cerebro:
 
Aumento de deseo hacia esa persona y enamoramiento y calma gracias a la oxitocina; el miedo y la ansiedad desaparecen por completo en el momento cumbre del orgasmo; el estrés se elimina (por lo menos durante ese corto periodo de tiempo); y, por supuesto, sentirás unos niveles elevados de empatía hacia la otra persona.
 
Y sí, todas estas cosas pasan en el cerebro mientras mantienes relaciones. Así que ya sabes, actívalo y déjate llevar de pies a cabeza.
Commentarios: 0 Hits: 138

500 caracteres restantes

Cancel or