6 básicos para hacer tu currículum y no morir en el intento

 
 
Checa cómo hacer un buen currículum para despertar la curiosidad de los reclutadores y mejorar tus posibilidades de ser elegido.
 
 
Cultura Colectiva
 
 
 
El reclutador de cualquier organización sabe de sobra que, desde el momento en que se publica una vacante, tendrá que prepararse para recibir montones de currículums, sin importar si tienen que ver o no con el puesto que está buscando cubrir. Es un periodo de actividad muy intensa que deja a los reclutadores frustrados y exhaustos.
 
Sin caer en el absurdo de colocar una foto inapropiada o llenar de colores o emojis tu hoja de vida -porque no importará cuál es el contenido, te descartarán de inmediato-, en tiempos donde la creatividad digital te permite hacer un montón de cosas, descubre cómo hacer un buen currículum y hacer que tu CV se diferencie para despertar la curiosidad del reclutador.
 
Asegúrate de cubrir el perfil
No importa qué tan desesperado estés por conseguir trabajo, si te metes en un tema que no es el tuyo, la pasarás muy mal aunque logres burlar todos los controles del proceso. No vale la pena trabajar por trabajar y así te guardas para otra oportunidad, donde sientas que el puesto tiene tu nombre y apellido.
 
Analiza la vacante
Esto quiere decir descubrir qué buscan realmente, cuáles son las habilidades o competencias que requieren, los tiempos y la proyección que pretenden alcanzar. Entonces, ya tendrás elementos para "ajustar" tu CV a lo que necesitan. ¡Sin inventar!, sólo recalcando aquello que te hace el candidato ideal, según el aviso.
 
No mientas
Puedes resaltar lo que te convenga para este nuevo posible trabajo, pero sin cambiar las cosas. No sólo estarás generando falsas expectativas en los nuevos empleadores, sino en ti mismo; mantener una falsedad así es una fuga de energía que te llevará al fracaso.
 
Tu CV debe ser breve y conciso
No diseñes un CV tan extenso que canse antes de leerlo. Si tienes tanta experiencia que ya no alcanza una sola hoja para contar todo lo que sabes, tendrás que ponerte muy selectivo; tal vez algunos hechos sólo los mencionas y te concentras en lo que realmente te interesa destacar.
 
Enfócate en logros, no en tareas
Lo que tuviste que hacer para lograr un resultado no es tan importante como el resultado mismo, por ejemplo: "Hice 8 viajes, concerté 57 entrevistas, y logré llegar con 10 directores generales". Lo importante no es todo esto, sino cuánto vendiste o qué porcentaje incrementaste en relación al año, mes o gestión anteriores. Dirige la vista del reclutador a los logros y no te arrepentirás.
 
No hables de tus hobbies
No es relevante que juegues al fútbol los fines de semana o que vayas al cine regularmente, a menos que este pasatiempo tenga impacto en el trabajo para el que te postulas, por ejemplo: si quieres ser contratado por una asociación civil, o una institución de asistencia, haber sido voluntario en tus ratos libres agrega valor.
 
Finalmente, dedica unas líneas de tu CV a declarar, muy brevemente, qué estás buscando en el ámbito laboral y cómo este objetivo puede seguir la misma línea que la empresa está buscando. Y practica, nadie es experto en la creación de un CV sin haber hecho ya bastantes.
 
Si tienes más dudas sobre tu relación laboral, tanto con tu jefe como con tus compañeros o tu propio crecimiento, checa Hablemos de Recursos Humanos, donde encontrarás sugerencias, consejos y tips para una función de Recursos Humanos saludable y rentable en las empresas.
 
 
Commentarios: 0 Hits: 182

500 caracteres restantes

Cancel or