Después de ver estos 4 beneficios, será difícil no dejar que tu hijo tenga una mascota

 
 
Tener una mascota significa asumir una responsabilidad, por lo que muchos padres piensan dos veces antes de tomar una decisión sobre tener una.
 
 
Vix
 
 
El afecto y la compañía incondicional de muchas mascotas hacen que sean, para mucha gente, un miembro más de la familia. Pero además de hacer compañía, ellos también exigen cuidado y dedicación. Tener una mascota significa asumir una responsabilidad, por lo que muchos padres piensan dos veces antes de tomar una decisión sobre tener una.
 
Y para tomar la mejor decisión es importante evaluar pros y contras. Por ejemplo, ¿sabías que existen beneficios científicamente comprobados de tener animales conviviendo con niños? A continuación, conoce algunas ventajas que te pueden terminar de convencerte.
Niños y mascotas: beneficios de esta relación
Habilidad social
Una investigación realizada por la Universidad de Cambridge y publicada en Science Direct descubrió que los animales domésticos contribuyen al desarrollo del niño y ejercen un impacto positivo en sus habilidades sociales y bienestar emocional.
 
Según Matt Assells, psiquiatra que participó del estudio, la relación que los niños establecen con una mascota, especialmente con los perros, consiste en una antelación de sensaciones que se van desarrollando y perfeccionando a medida que los chicos van creciendo y relacionándose con personas.
 
Prevención de ansiedad
Un estudio realizado por la Universidad de Oklahoma y publicado por el Centro para el Control de Enfermedades y Prevención (CDC, por su sigla en inglés), en Estados Unidos, demostró que los niños que conviven con perros tienen menos probabilidades de sufrir ansiedad infantil.
 
Según la investigación, la relación establecida entre el niño y el animal estimula el afecto, el compañerismo, el sentido de responsabilidad y la paciencia, factores que tienden a ayudar a disminuir la ansiedad.
 
Resistencia al asma
Además de un compañero para divertirse, otro estudio demostró que tener un perro en la infancia disminuye en un 15 % el riesgo de desarrollar asma. La investigación se publicó en la revista especializada Jama Pediatrics y muestra análisis anteriores que indicaban que los niños que crecían en la granja tenían más resistencia al asma.
 
A partir de esos datos, hicieron experimentos para determinar si lo mismo ocurría con niños que tenían mascota en su hogar y lograron confirmar la hipótesis. La investigación fue realizada por investigadores de la Universidad Uppsala y del Instituto Karolinska.
 
Resistencia a las alergias
Un estudio realizado por la Universidad de Wisconsin en Estados Unidos descubrió que exponer a bebés desde temprano al contacto con mascotas puede influenciar positivamente en el desarrollo de su sistema inmunológico y reducir la probabilidad de que sufran alergias.
 
Los investigadores estudiaron a 275 niños durante tres años y concluyeron que los que convivían con perros tenían menos probabilidades de presentar dermatitis atópica y crisis de asma.
 
 
 
Commentarios: 0 Hits: 170

500 caracteres restantes

Cancel or