¿Alérgica a las fiestas de fin de año? Podrías tener síndrome del árbol de Navidad

 

 

Los cultivos de árboles de Navidad son un negocio más predominante en algunos países que en otros.

 

Vix

 

Cuando nos enfermamos en las fiestas, tendemos a repartir la culpa entre el frío y la comida no tan saludable que abunda en estas fechas. Pero ¿qué si te dijera que el goteo de tu nariz puede venir de la decoración típica de las navidades? En particular, tu árbol de Navidad puede ser el responsable, si eres de las personas que plantan y decoran un árbol real en una gran maceta en el medio de su sala de estar.

Los cultivos de árboles de Navidad son un negocio más predominante en algunos países que en otros. En Estados Unidos, los números están bastante parejos, pero en general se venden más árboles reales. Al parecer, los más jóvenes están comprando árboles vivos para decorar sus casas, y esto podría estar aumentando el número de alergias en la Navidad.

Alergia a las fiestas: qué es el síndrome del árbol de Navidad
Los árboles de Navidad han estado en el centro de varios estudios que los han vinculado con las alergias, típicas de esta época para muchas personas. Y no es para menos: en un estudio llevado a cabo por la escuela de medicina de la Universidad de Nueva York, relata The Telegraph, se descubrieron 53 especies de moho en la corteza y las agujas de 28 árboles de Navidad.

Esta investigación se realizó en el año 2011, después de que se observara un aumento significativo en los números de los casos de rinitis alérgica y otras enfermedades del sistema respiratorio alrededor del 25 de diciembre de varios años anteriores. Este fenómeno se comenzó a llamar síndrome del árbol de Navidad. «He tenido pacientes para los que la asociación de su enfermedad con la presencia de un árbol de Navidad en su hogar parece ser clara. Les explico que hay lugares mejores para estar en víspera de Navidad que en el médico, y que quizá sea mejor que no tengan árbol, o que tengan uno artificial», dice para el medio de comunicación Lawrence Kurlandsky, autor principal del estudio.

De todo el moho analizado, el 70 % ha sido identificado como causante de síntomas como picazón en la nariz, humedad en los ojos, tos, dificultades para respirar, dolor en el pecho, sinusitis, e incluso sentimientos de fatiga y problemas para dormir. Algunos tipos de moho incluso pueden desencadenar problemas respiratorios a largo plazo, como bronquitis y neumonía.

Las alergias pueden estar causadas por dos factores importantes. El primero es que el moho, si bien está en la naturaleza, encuentra un lugar mucho más cómodo para reproducirse en el cálido interior de un hogar. Después de que el árbol pase 15 días en interiores, la cantidad de moho se multiplicó seis veces.

Otro factor es que las toxinas del moho comienzan a transportarse por el aire si pasan mucho tiempo en el interior de un hogar, de acuerdo a Science Alert. Esto sucede también en las casas que, por problemas de humedad, acumulan moho en diferentes partes: sus habitantes pueden comenzar a sufrir asma o sinusitis.

¿Cómo evitar el síndrome del árbol de Navidad?
Limpiar tu árbol de Navidad antes de entrarlo a la casa puede disminuir las chances de sufrir una alergia por este motivo. Si vas a usar un árbol natural, lávalo con una manguera a presión y espera a que se seque para colocarlo adentro. Para reducir tu riesgo, también conviene quitarlo del interior de tu hogar luego de Navidad, o lo antes posible.

También puedes usar un compresor de aire, como los que se utilizan para mover hojas caídas, para limpiar toda la suciedad de tu árbol de Navidad. Los autores del estudio proponen esta idea: comprar un árbol artificial.

De todas maneras, los árboles artificiales también pueden provocar alergias si no han sido almacenados de manera adecuada; así, pueden acumular polvo e incluso esporas de moho, lo que hace que dé lo mismo, en cuanto al síndrome del árbol de Navidad, si compras un árbol natural o artificial. Por eso, sin importar qué decidas comprar, es importante limpiar el árbol antes de ingresarlo a tu hogar.

Por suerte, son pocas las personas que experimentan alergia a los árboles de Navidad; sin embargo, si eres de las que les pica la nariz en estas fechas, un poco de prevención puede hacer de tus navidades una época más agradable.


 

Commentarios: 0 Hits: 167

500 caracteres restantes

Cancel or