10 cosas que solo las hermanas menores pueden entender

 
 
Si tienes una hermana mayor, es muy probable que te pongas nostálgica al leer esto.
 
 
Vix
 
 
Crecieron, rieron y lloraron juntas. La conoces mejor que nadie y con ella tienes tus mejores recuerdos de la infancia. Si tienes una hermana mayor, es muy probable que te pongas nostálgica al leer esto.
 
1. Usar la ropa de tu hermana mayor era una obligación
No importaba cuánta ropa tuvieras, el armario de tu hermana era lo que más deseabas en el mundo, ¡y lucir su ropa, claro! Cuando ella no estaba, te probabas sus vestidos y blusas.
 
2. Heredabas absolutamente todo lo que era de ella
Te encantaba su ropa nueva, pero heredabas la que a ella le quedaba chica. Y no solo heredabas ropa, sino también juguetes y útiles escolares. Tus padres jamás escucharon tus súplicas para terminar con esa costumbre hereditaria.
 
3. Aprendías a esconderte de ella para que no te vea con su ropa
Esperabas que saliera para ir corriendo a su armario. ¡Te probabas todo lo que te gustaba! Y de vez en cuando te animabas a salir con su ropa, mientras tratabas de que no te descubriera. De hecho, aprendiste a esconderte para que no te viera con su vestido preferido.
 
4. Si hacían travesuras, decías que ella fue la que empezó todo
Cuando eran niñas y hacían travesuras, no dudabas ni un segundo en culpar a tu hermana mayor. Y ella tampoco dudaba en culparte a ti.
 
5. Era tu ejemplo a seguir
Cuando tu hermana se reunía con sus amigas, querías estar con ellas. Mirabas cómo bailaban una coreografía de los Backstreet Boys y tu hermana a veces te dejaba quedarte en su pijama party. ¡Ella era tu ejemplo a seguir!
 
6. Te gustaban los cantantes que a ella le gustaban
Como querías ser parte de las reuniones que tenía tu hermana mayor con sus amigas, escuchabas la misma música que ellas. Tanto era así que te terminaban gustando los mismos cantantes.
 
7. La seguías a donde fuera
A donde tu hermana mayor iba, querías ir con ella. No siempre lograbas convencer a tus padres, pero a veces sí y tu hermana no paraba de lamentarse.
 
8. Las peleas eran algo normal
Las peleas eran algo común: peleaban por la comida, el asiento del sofá, por las muñecas, etc. Si bien las discusiones eran intensas, no duraban mucho tiempo.
 
9. Te protegía de quien sea en donde sea
 
Se peleaban mucho, pero solo ella podía pelearte. ¡Te protegía de todo y todos!
 
10. Tus mejores recuerdos son junto a ella
Amas a tu hermana. Con ella has vivido tus mejores momentos de la infancia y tienes los recuerdos más bonitos de aquella época.
 
¡Ella es tu mejor amiga!
Commentarios: 0 Hits: 550

500 caracteres restantes

Cancel or