Cinco maneras para que tu relación a distancia funcione mejor

 

 

La ausencia hace crecer el cariño. El amor no conoce distancias. Si alguna vez has estado en una relación a larga distancia, sabes que esos dichos son un tanto tontos.

 

womenshealthlatam.com

 

Eso es porque los noviazgos a larga distancia son ampliamente conocidos por ser los peores.

 

La ausencia física es horrible y las diferencias de zona horaria pueden hacer que los mensajes de texto sean una pesadilla. Además, eventualmente tienes que enfrentar el hecho de que uno de ustedes tendrá que moverse para que todo funcione.

 

Pero no todo es malo. Las parejas en las relaciones a larga distancia informan sentirse emocionalmente más cerca de sus parejas que aquellas que no tuvieron que lidiar con la distancia, según un estudio de 2013 publicado en el Journal of Communication. (Repítelo a ti misma una y otra vez cuando su cara se congele por Skype).

 

Parte de la razón es que, en lugar de la intimidad física, las relaciones a larga distancia a menudo implican compartir más de ti mismo, de acuerdo con la investigación. En otras palabras, cuando estás separado, tienes que esforzarte más, y eso se traduce en una relación más sólida que si estuvieras en el mismo código postal.

 

Para evitar que la distancia lo aleje, le preguntamos a las mujeres que han estado en una relación de este tipo sus mejores consejos. Úsalos para que todo el asunto sea menos tortuoso.

 

1.- HABLAR REGULARMENTE, PERO DARSE SU ESPACIO

"Habla todos los días, pero no lo presiones, a veces los dos están ocupados y está bien", dice Matea G., que trabaja en China desde hace un año mientras su novio vive en Croacia. "Hablamos todos los días por textos y por Skype durante los fines de semana". Mientras hablar regularmente es muy importante, no tienes que ser militante con tu agenda FaceTime hasta el punto en que las fechas telefónicas se estén convirtiendo en una carga. "No te olvides de vivir tu vida en tu propia ciudad", dice Naomi F., quien pasó un año en una relación a larga distancia con su ahora esposo.

 

2.- PRIORIZA VISITAS EN PERSONA

“Que cada visita sea una ocasión especial", dice Naomi. Ya sea que puedas administrar visitas cada dos semanas o cada dos meses, tenerlas en el calendario con anticipación te dará algo que esperar, especialmente cuando la distancia se siente frustrante.

 

3.-  COMPARTIR LAS PEQUEÑAS COSAS

"Comparte las cosas pequeñas que te sucedieron, para que la otra persona se sienta incluida", aconseja Matea. "Esto es vida después de todo, las pequeñas cosas". ¿Todas esas pequeñas cosas que normalmente compartirías durante la cena? (Piensa en el lindo perro de tu compañero de trabajo que trajo a la oficina, tu clase de entrenamiento,  el bagel delicioso que comiste en el desayuno). Asegúrate de compartir esas cosas durante el día.

 

4.-  MARCA TUS EXPECTATIVAS Y NO TENGAS MIEDO DE REVALUAR

"Solía ​​tener una ansiedad terrible acerca de nuestra relación, aunque sabía que las cosas iban bien", dice Robin B. "En retrospectiva, fue la separación misma la que me dio semillas de duda, no mi pareja. Es importante tener en cuenta que la ausencia en sí misma es un componente importante de la relación, no solo un pequeño detalle". Las relaciones a larga distancia son definitivamente difíciles, no te engañes a ti misma. Pero prepararte para el desafío, puede ayudar.

 

"Si no hay un objetivo previsto, entonces necesitas volver a evaluar lo que te mantiene en esa ciudad y lo que te mantiene en esa relación", agrega Naomi. No te tortures a ti misma si la distancia está tomando un gran precio en tu felicidad.

 

5.- MANTÉNTE ABIERTA CON SUS SENTIMIENTOS

En una relación a larga distancia, la comunicación, y estar dispuesta a ser un poco vulnerable, son la clave para mantenerse cerca. "Expresa cómo te sientes, te extraño, ojalá estuvieras aquí, etc.”, dice Matea. "Sé fuerte. Es difícil, pero se puede hacer".

 

Commentarios: 0 Hits: 305

500 caracteres restantes

Cancel or