6 señales que indican que tu relación se está volviendo demasiado seria

 

 

De un momento a otro, sin planearlo, todo el romance y el cariño se convierten en algo distinto: en un futuro en el que, sin duda, estarán juntos.

 

Cultura Colectiva

 

¿En qué momento la nueva dulce pareja se convierte en la que parece estar más cerca del altar?

 

Cuando comenzamos una relación, es difícil ver un futuro con esa persona o incluso tomarse la relación en serio —a menos que seamos unos intensos—. En parte lo hacemos como una forma de autodefensa, negamos el enamoramiento por si algo sale mal en esos primeros meses y llega a ser necesario comenzar de nuevo. Sin embargo, después de varios meses juntos, esa mentalidad va cambiando y nos acostumbramos a la idea de que quizá esa persona sea la indicada para pasar toda una vida junto a ella.

 

Para algunos llega naturalmente, pero para otros es una sorpresa, ya que quizá pensaban que la relación era sólo algo casual y perecedero. Por ese motivo hay que prestar atención a las señales antes de que todo se haga demasiado serio, ya que en ese momento se tendrá que tomar la decisión de seguir o detenerse, y si ambos no piensan lo mismo... sin duda llegará un conflicto.

 

Siempre planean el siguiente fin de semana

Cuando las cosas son casuales, cada quien tiene su vida y sólo de vez en cuando hallan un momento para pasarla juntos. En el momento en el que dejan que las cosas ya no sucedan "casualmente" y planean constantemente sus salidas, puede que eso ya se esté convirtiendo en algo más. Es un poco difícil de admitirlo pero debemos aceptar que, cuando alguien ya forma parte de nuestros planes y queremos verlo más tiempo (o esa persona insiste en tener más momentos juntos) lo casual ha desaparecido y quizá sea hora de ver todo desde una perspectiva diferente.

 

Ya no sienten nada de vergüenza

Aunque puede que su vínculo casual se fortalezca hasta que tomen una confianza parecida a la de un noviazgo, lo cierto es que ese tipo de cercanía hace que sean más unidos, que se sientan mejor cuando están juntos y que tengan emociones que van más allá de algo pasajero. La pérdida del pudor puede provocar que sus encuentros sexuales sean mejores, pero también existe el riesgo de que después de un tiempo, uno de los dos quiera tener algo más serio.

 

Sus padres ya te conocen

Si estás en esta situación, pregúntate lo siguiente: ¿es normal?

No, no es normal que una pareja casual conozca a los padres, principalmente porque eso suele ser reservado a quienes sí tienen un papel más importante. Claro, quizá no les interesa tanto lo que piensen y se conocieron por azares del destino, pero en cierta forma suele ser un paso relevante, difícil de ignorar.

 

Si ya es común ver a sus padres (o que vea a los tuyos), es posible que su relación ya esté tomando un aspecto distinto y que ambos lo vean como algo normal y como el siguiente paso lógico en su relación.

 

Las conversaciones ya no son tan básicas

Más allá de que las conversaciones pasen a temas más complejos sobre sus vidas, una relación ya se encuentra en otro nivel cuando se confiesan cosas que no le dirían a nadie más o cuando se cuentan sus problemas y tratan de ayudarse mutuamente a salir de ellos. Quizás es el paso más importante en la evolución de una pareja; dejan atrás sus conflictos internos, comienzan a abrirse para entender a la persona que tienen a un lado y ayudarla para ser feliz.

 

No puedes evitar considerarlo para cualquier plan

Si te habla siempre que tiene algo que hacer (o si tú eres el que lo hace), definitivamente ya no se ven más como parejas casuales y cada vez son más algo más serio. Similar al primer punto que mencionamos, llega ese momento en el que ese "ligue" ya toma una relevancia distinta y preferimos pasar tiempo con esa persona que con un amigo o alguien más. Así que si cada vez que sale un plan o que tienes algo que hacer, no puedes evitar pensar en "ese alguien", quizá ya no es nada como antes y estén cerca de tener algo más fuerte.

 

 

Se ha convertido en una necesidad física

Más allá de considerarlo para un plan o de estar en constante conexión, si necesitas estar con esa persona en una noche en que te sientes solo o si la extrañas cuando caminas por la calle y necesitas tenerlo a un lado, es obvio que ya estás enamorado y que ya no buscas sólo lo sencillo, sino que ahora todo es serio. Quizá te de miedo porque no sabes lo que busca, así que hablar al respecto será un riesgo que tendrás que correr para saber si ya son una pareja formal o si es momento de terminar todo.

 

Si tienen una relación casual y está creciendo, quizá sea incómodo. Si todo comenzó con romance y amor, y ha llegado el momento de una nueva etapa, no tiene nada de malo. Es una forma de construir lo que han trabajado juntos y aunque seguramente se verán inundados con preguntas absurdas sobre bodas e hijos, nada de eso importará porque disfrutarán más de esa unión, antes de que llegue otra etapa y tengan que estar uno al lado del otro para superarla.

Commentarios: 0 Hits: 263

500 caracteres restantes

Cancel or