Los mitos más comunes del cáncer

 

 

Se habla de terapias alternativas que aseguran erradicar la enfermedad; sin embargo, actualmente no se ha comprobado su eficacia

 

sumedico.com

 

En torno al tema del cáncer, existen muchas creencias sobre sus causas y los tratamientos, pero que infortunadamente, en su mayoría no son ciertas.

 

Sergio David Robles Sandoval, cirujano oncólogo adscrito a la Torre Médica Cuernavaca, Grupo Mederi  y al Issste Morelos, explica que para evitar creer en los mitos, debemos buscar fuentes confiables de información, sobre todo si ya se padece el cáncer.

 

“En la actualidad los medios electrónicos favorecen la divulgación científica de calidad con lo que se disminuyen estos vacíos del conocimiento, aunque también es cierto que existe mucha información con mínima o nula información científica que los respalde, lo que podría ser contraproducente”, indica.

 

Por ello, el especialista aclara la verdad de nueve de los mitos más comunes del cáncer. A veces, no todo es lo que parece.

 

“Ciertos alimentos ayudan a prevenir el cáncer”

 

La realidad es que tener una alimentación sana, sí ayuda a disminuir el riesgo de algunos tipos de cáncer.

 

Los alimentos derivados de la soya, disminuyen el riesgo de cáncer de mama; las dietas ricas en jitomates pueden prevenir cáncer de próstata; las ricas en cítricos que aportan vitamina C reducen el riesgo de cáncer gástrico y las que aportan mucha vitamina A reducen la posibilidad de desarrollar cáncer bucal.

 

“Los alimentos transgénicos provocan cáncer”

 

Algunos alimentos que son tratados con insecticidas, pesticidas u hormonas, se han relacionado con el desarrollo de ciertos tumores.

 

“Existen remedios alternativos para curar el cáncer”

 

Se habla mucho de terapias alternativas que aseguran erradicar la enfermedad; sin embargo, actualmente no existe suficiente evidencia científica sobre su eficacia.

 

“Una persona con cáncer va a morir”

 

Si el cáncer se detecta oportunamente, puede ser tratable y la persona puede vivir muchos años.

 

El problema es que en la mayoría de los casos, la enfermedad se detecta en fases avanzadas cuando los pacientes presentan ya un gran deterioro de sus funciones, lo que reduce las probabilidades de éxito del tratamiento.

 

“El cáncer es hereditario”

 

Sí existe predisposición genética de padecer cáncer debido a las mutaciones de los genes como el BRCA1 y 2 presentes en el cáncer de mama y ovario.

 

Asimismo, hay algunos síndromes u otras alteraciones que predisponen la enfermedad. Sin embargo, esto no significa que forzosamente una persona vaya a heredarlo.

 

“Afortunadamente el porcentaje de pacientes con cáncer familiar o hereditario es bajo”, indica.

 

“La quimioterapia se aplica a todo tipo de cáncer”

 

La quimioterapia es uno de los tratamientos más eficaces para tratar el cáncer, pero no se aplica en todos los casos.

 

La elección del tratamiento dependerá de las características del tumor y la etapa en la que se encuentre la enfermedad.

 

Algo que se debe destacar es que no todos los tratamientos farmacológicos son quimioterapias.

 

“En la actualidad el tratamiento ofertado por el oncólogo médico se divide en citotóxico (quimioterapia), hormonoterapia, terapia biológica o blanco, inmunoterapia, entre otras”, aclara.

 

“Golpear los tumores provoca metástasis”

 

Manipular los tumores provoca un proceso inflamatorio que puede provocar una ruptura y con ello la diseminación de las células tumorales.

 

Por ello, mucha gente tiene miedo a realizarse biopsias, pero esto sólo sería cierto si no se recibe el tratamiento adecuado.

 

“Las biopsias son muy necesarias para planear el tratamiento específico para cada tipo y etapa de los tumores”, resalta.

 

“Toda bolita en los senos es cáncer”

 

Se pueden sentir bultos que realmente son quistes o tumores benignos como los lipomas, fibroadenomas o quistes sebáceos.

 

Cuando se sienta alguna alteración, no hay que entrar en pánico. La recomendación es acudir con un especialista y realizarse estudios como mastografías o ultrasonidos para saber a detalla lo que se tiene.

 

“El cáncer no tiene cura”

 

La tasa de control de la enfermedad puede ser tan alta que incluso se considera que los pacientes están libres de la enfermedad, siempre que hayan sido tratados en etapas tempranas.

 

De ahí la importancia de hacer revisiones periódicas y acudir con el médico ante cualquier cambio.

 

“Estos mitos podrían, en cierta forma, crear preguntas de investigación para realizar estudios y determinar científicamente sus resultados, con lo que podríamos darle validez o contraindicar su recomendación”, concluye.

 

Commentarios: 0 Hits: 309

500 caracteres restantes

Cancel or