¿Eres dependiente de tu pareja?

 

 

Cuando no está con él o ella, sufre desorganización conductual, malestar, ansiedad o enojo, efectos similares que padecen los adictos a las drogas

 

sumedico.com

 

Querer estar con nuestra pareja el mayor tiempo posible o sentirse triste por la idea que algún día puede terminar la relación es algo normal, pero que se puede convertir en un problema de dependencia.

 

Ser dependiente de tu pareja, imposibilita alcanzar tu metas vitales, tener una vida normal y satisfactoria, además de que hace sentir a la otra persona que está obligada de estar contigo, lo que genera tensión, estrés y a veces violencia.

 

El apego se define como la incapacidad de renunciar al otro cuando debe hacerse, es decir, cuando la relación es dañina para la salud mental y bienestar de uno, el mundo y la gente que te rodea.

 

Una persona dependiente usualmente no es consciente de que lo es, sino que puede llegar a descubrirlo cuando su salud se deteriora. Por ello, es importante reconocer las señales desde un comienzo.

 

Algo que caracteriza a los dependientes, son los constantes pensamientos como “sin él o ella no soy nada”, “si me deja, seré poca cosa” o “no podré sobrevivir ni realizarme como persona lejos de mi pareja”.

 

Asimismo, tienen otros siete comportamientos, los cuales te decimos a continuación.

 

Necesidad de estar con la pareja

 

Tiene una gran necesidad de estar con la persona amada, sin importar el día o la hora.

 

Este efecto es similar al que provoca la adicción a las drogas que cada vez requiere más dosis para sentir el mismo placer.

 

Sufre abstinencia

 

Cuando no está con la pareja, sufre desorganización conductual, malestar, ansiedad o enojo, efectos similares que padecen las personas que dejan de consumir drogas.

 

Es compulsiva

 

No tiene control de su compulsión de estar con su pareja, al grado que llega a perder el control de las situaciones que experimente e incluso de la propia vida.

 

Busca tener a la pareja cerca

 

Se esfuerza demasiado por mantener cerca a su pareja y recibir su amor.

 

Por ello, llega a tener excusas o cualquier tipo de historia para que se prolongue su estancia.

 

Su carácter es diferente

 

Muestra altos niveles de obsesión, preocupación y sus comportamientos se vuelven vigilantes y controladores, pues siente miedo del abandono, engaño o soledad.

 

Deja de asistir a eventos sociales

 

Se ausenta de toda actividad social, en el trabajo o recreativa, porque prefiere estar con la persona amada.

 

Lo peor es que exige a la otra persona que tenga el mismo comportamiento.

 

No acepta la realidad

 

A pesar de que sufren depresión, descontrol, ansiedad, baja autoestima o violencia, no acepta que tiene un problema y decide seguir en la relación.

 

Erróneamente cree que sin esa persona, todo será peor o que no podrá salir adelante sola.

 

Si tienes alguna de las señales o alguien cercano a ti las demuestra, es momento de analizar el estado de la relación y buscar soluciones.

 

Recuerda que una relación debe hacerte feliz y no causarte malestares. Cuando esto pase, lo mejor es seguir tu camino solo.

Commentarios: 0 Hits: 377

500 caracteres restantes

Cancel or