El secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, rechazó ayer que se esté negociando con EU un acuerdo para que México se convierta en Tercer País Seguro

 

Ciudad de México.- El secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, rechazó ayer que se esté negociando con EU un acuerdo para que México se convierta en Tercer País Seguro.

 

“Acabo de escuchar declaraciones del encargado de CBP. Reitero frente a las presiones: México no es ni aceptará ser Tercer País Seguro, tenemos mandato en ese sentido del Presidente de la República y es consenso en el Senado de todas las fuerzas políticas. No lo aceptaremos”, afirmó a través de su cuenta de Twitter en respuesta a las declaraciones del encargado en funciones de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de EU, Mark Morgan, quien refirió que su país está extendiendo la mano a México para llegar a un acuerdo de cooperación en ese tema.

 

Lo anterior se dio a unas horas de que el canciller se reúna en Washington con representantes del gobierno estadounidense para evaluar el acuerdo migratorio que se alcanzó el pasado 7 de junio, luego de la amenazas de Trump de imponer aranceles a los productos mexicanos por considerar que México no estaba frenando el flujo de migrantes que iban a su frontera sur.

 

El canciller viajó desde ayer a Washington y se espera que a la reunión, que se llevará a cabo en la Casa Blanca, asistan el vicepresidente Mike Pence y el secretario de Estado Mike Pompeo.

 

De acuerdo con fuentes de la Cancillería, en el encuentro se hará un balance de los logros del plan para contener la migración hacia la Unión Americana y se dejará en claro el posicionamiento de México en rechazo a la propuesta de ser Tercer País Seguro.

 

El pasado viernes, el canciller presentó ante el presidente López Obrador un recuento de los logros alcanzados, que incluyen la reducción del flujo migratorio en 56 por ciento y el despliegue de 25 mil elementos de la Guardia Nacional, tanto en la frontera sur como en la norte.

 

Ebrard insistirá en el planteamiento del gobierno mexicano de solucionar la migración con desarrollo y exigirá a Estados Unidos cumplir el compromiso de invertir en Centroamérica, se avance en la lucha para erradicar el terrorismo contra los mexicanos y se controle el tráfico de armas hacia México.

 

Preocupa a ONU política migratoria impuesta

 

Michelle Bachelet, alta comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, se dijo ayer preocupada por las políticas impuestas por Estados Unidos, México y Centroamérica para contener el flujo de migrantes, ya que aumentan el riesgo de violaciones a las garantías individuales, sobre todo de niños.

 

“Me preocupa que las políticas que se están implementando actualmente en Estados Unidos, México y algunos países de América Central están poniendo a los migrantes en mayor riesgo de violaciones y abusos de los derechos humanos, y pueden violar los derechos de las personas vulnerables”, alertó Bachelet en su discurso de apertura de la 42ª sesión del Consejo de Derechos Humanos, en Ginebra, Suiza.

 

“Sigo profundamente perturbada por estas políticas, en particular la continua separación de niños migrantes de sus padres, y la perspectiva de una nueva norma que permita la detención indefinida de niños, simplemente por su estado administrativo. Nada puede justificar infligir un trauma tan profundo a ningún niño”, indicó

 

Destacó que quienes se ven obligados a abandonar sus lugares de origen es por la angustia social y económica que existe en sus países.