El titular de la SRE, Marcelo Ebrard, informa que se busca hacer frente a la migración, según el acuerdo con EU; encabeza comisión especial para regular la entrada de indocumentados

Ciudad de México.- El Gobierno de México creó una comisión especial para regular el ingreso de centroamericanos hacia el país en su tránsito hacia los Estados Unidos, anunció el presidente, Andrés Manuel López Obrador.

La comisión la dirigirá el canciller Marcelo Ebrard, y se integran a ella el general de la Defensa Nacional, Vicente Antonio Sánchez; Francisco Garduño Yáñez, director de reclusorios federales; el subsecretario de Bienestar, Javier May; el subsecretario del trabajo, Horacio Duarte; y el subsecretario de relaciones exteriores, Maximiliano Reyes.

 “Hoy les damos a conocer al pueblo de México la decisión que se tomó de crear un equipo especial para cumplir con los compromisos que se hicieron con el gobierno de Estados a Unidos y evitar la aplicación de impuestos, de aranceles, de medidas unilaterales injustas que afecten al comercio con ese país”, expuso el presidente en rueda de prensa.

Entre las medidas iniciales que desempeñará la comisión están el despliegue de la Guardia Nacional en la frontera con Guatemala, el registro de los migrantes que ingresan a México, la generación de fuentes de empleo para quienes se vean orillados a quedarse.

“Por lo que hace a la Guardia Nacional, hoy mismo se hará el recorrido para acelerar el despliegue en la zona, como se comprometió. Acelerar lo que se tenía previsto.

“Ahí la función principal es integrar las coordinaciones de la Guardia Nacional en la frontera sur, iniciando ya, para respaldar las instituciones de salud”, puntualizó Marcelo Ebrard.

Durante el registro de migrantes se dialogará con ellos para determinar sus necesidades y la forma de apoyarlos.

Los migrantes que decidan quedarse en México recibirán atención observando un trato humanitario en la frontera sur, en tanto que en la frontera norte se tendrán que garantizar condiciones adecuadas para quienes serán devueltos de Estados Unidos a México.

Se calcula que hay 10 mil familias de migrantes en la frontera norte esperando se resuelva su solicitud de asilo en Estados Unidos, y se prevé que su número crezca.

Va a organizar el plan inmediato para la atención a migrantes en espera de asilo en el norte del país, porque se tienen que hacer varias gestiones y previsiones y no solo dejar que haya gente esperando audiencias de asilo sin el respaldo a autoridades locales y participación de dependencias federales”, expuso el Canciller.

La coordinación se encargará de dialogar con los países centroamericanos, para mitigar el flujo de migrantes hacia México, y de calcular el costo de implementar las medidas de regulación de migrantes.

Explicó que de enero a mayo llegaron a Estados Unidos 600 mil migrantes centroamericanos provenientes de México.