"Ha sido un socio estratégico que nos ha apoyado mucho. Nos dejan trabajar, nos dan muchos consejos, creemos que eso nos puede aportar mucho”, comentó Arturo Tishman, vicepresidente Comercial de Latinoamérica en Miniso

Ciudad de México.- La marca Miniso, que vende desde peluches hasta productos de tecnología, llegará a las 200 unidades en el mercado mexicano al cierre de 2019, desde las 130 con las que actualmente cuenta, de la mano de Grupo Sanborns, que recientemente compró una tercera parte de la firma.

En tanto, para el 2023, el plan de la compañía es sumar otras 200 tiendas en el territorio nacional.

El pasado 15 de julio, el grupo perteneciente a Carlos Slim y donde también se conglomera Sears, iShop, Mixup y Saks Fifth Avenue anunció que llegó a un acuerdo para incrementar su participación en Miniso BF Holding, para pasar del 18.2% a 33.27% del capital social de la empresa japonesa.

“Lo de Slim es un tema estratégico, le da una inyección de capital importante en la empresa que se necesita para el crecimiento que estamos buscando. Ha sido un socio estratégico que nos ha apoyado mucho. Nos dejan trabajar, nos dan muchos consejos, creemos que eso nos puede aportar mucho”, comentó Arturo Tishman, vicepresidente Comercial de Latinoamérica en Miniso, tras su participación en el Retail Day 2019 de Deloitte y GS1.

De igual manera, admitió que esta operación les ayudará a mejorar el ritmo de aperturas, aunque el objetivo es usar de manera estratégica el capital disponible.

El pasado julio de 2019, en anterior conferencia telefónica con inversionistas, ejecutivos de Grupo Sanborns señalaron que la operación será muy rentable, especialmente porque habrá una expansión en el mercado mexicano y otros países latinoamericanos como Colombia, Chile, Perú y Panamá, explicaron ejecutivos de la firma mexicana.

La empresa de la persona más rica en México y la quinta en el mundo, informó que esta expansión (que además contempla planes importantes de inversión para los próximos tres años), generará alrededor de 1,670 empleos directos en el territorio nacional, según su reporte del segundo trimestre de 2019, enviado a la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) el pasado 23 julio.

Por otra parte, la firma no descarta expandir el negocio a comercio electrónico, sin embargo, por ahora el foco será las aperturas de tiendas físicas.

“El comercio electrónico en esta etapa puede ser contradictorio a la estrategia porque aleja o mantiene lejos al consumidor de la tienda. Más que comercio electrónico, queremos tener omnicanalidad, para comprar desde donde esté y mover los inventarios de la manera más eficiente”, añadió Miguel Jiménez, vicepresidente logístico de Latinoamérica en Miniso.

Inseguridad le pega a Miniso                        

Jiménez señaló que uno de los retos de Miniso en México es el tráfico y la inseguridad en la distribución de sus productos a los centros comerciales.

“Estamos por debajo del promedio nacional del retail (en robos). Nos hemos tomado el tiempo de diseñar estrategias que nos ayuden a prevenir,mcomo monitoreo, rutas segundas y capacitación a los transportistas”, señaló el especialista en logística.