Marcas gasolineras detallaron los factores que inciden en el aumento o descenso en el precio de los combustibles. Conoce cuáles son a continuación

 

Ciudad de México.- Luego de que el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador revelara “quién es quién” en los precios de combustible, empresas gasolineras explicaron a Forbes México por qué venden más barata o cara la gasolina en nuestro país.

 

El director de operaciones de Fullgas, Jesús Montoya, comentó que faltó precisión en el análisis gubernamental para informar por qué algunas gasolineras presentan precios elevados en alguna ciudad o zona en particular.

 

La marca mexicana, con fuerte presencia en la Península de Yucatán, recordó que Quintana Roo carece de Terminal de Abastecimiento y Distribución (TAD), por lo que las pipas de Fullgas recorren hasta 800 kilómetros para llevar combustible a zonas como Chetumal o Cancún, además de que paga “elevados costos” de peaje, pues los autotanques no pueden circular por carreteras libres de cuota por la falta de infraestructura.

 

“Entre más distancia tenga una gasolinera de una terminal de Pemex, más recorrido se tenga que hacer y más peaje haya que pagar, obviamente más caro va a ser el producto”, declaró el directivo de la marca que ofrece el tercer precio de gasolina regular más caro del país (19.89 pesos por litro).

 

El gigante energético Shell México, que vende la gasolina más cara (20.23 pesos por litro), se defendió con el argumento de que el alza en los precios del petróleo han erosionado los subsidios gubernamentales, además de la existencia de regiones con precios diferenciados.

 

En el extremo opuesto está la marca Rendichicas, quien ofrece el tercer precio más barato de gasolina magna del país a 19.18 pesos por litro.

 

“Nosotros le apostamos al volumen por un tema de honestidad en el giro, también optimizando las plantillas que tenemos en las estaciones, eso nos ayuda a generar una mejor rentabilidad y se traslada al precio del consumidor”, comentó Patricia Sarahagui, directora de marketing de la cadena gasolinera en entrevista.

 

Para lograrlo, mantiene un contrato de suministro con Pemex, a quien le compra 45 millones de litros mensuales de combustible para sus 81 estaciones en Baja California, Sonora y Chihuhua, donde 1,600 mujeres atienden a 3.6 millones de autos cada mes.

 

 

Tras difundir esta información, los empresarios gasolineros pidieron al gobierno mexicano que incluya más información sobre los precios de los combustibles.

 

“Es conveniente se incluyan otras variables que influyen en la decisión de compra como las calidades del producto, la imagen de las instalaciones, la promoción, el nivel de calidad en el servicio”, declaró la Organización Nacional de Expendedores de Petróleo (Onexpo) en un comunicado.

 

El presidente matizó en su conferencia matutina que hay gasolineras que venden combustible más caro porque están en lugares muy apartados, además de que Pemex no vende al mismo precio en todas las estaciones, y destacó la importancia de los precios corporativos.

 

“El llamado es fundamentalmente de manera muy especial a estos grandes distribuidores para que nos ayuden, y estoy seguro que lo van a hacer, para mantener en equilibrio los precios de los combustibles y que cumplamos con el compromiso de que no aumente el precio de las gasolinas, del diésel, del gas y de la luz”, declaró López Obrador.