Los delincuentes cuestionan al chofer del porqué no han pagado, después obligan a los usuarios a bajar y arrojan un artefacto de gas en la parte trasera de la unidad

Estado de México.- Con granadas de humo y pistola en mano, los extorsionadores en el Estado de México cobran el derecho de piso a conductores de transporte público de pasajeros. Los choferes aseguran que en menos de una semana, han sido quemadas dos unidades.

Eran las 5:15 de la mañana el conductor de la unidad de transporte público de pasajeros de la línea Zitlantepec, cubría su ruta sobre la autopista México-Pachuca, y enviaba un mensaje de voz en su celular, cuando dos sujetos abordaron la unidad.

En las imágenes captadas por la cámara de seguridad del transporte se observa cuando los sujetos les indican a los pasajeros que traen una granada y que no es contra ellos ni es un asalto, solo cuestionan al chofer del porque no han pagado.

Después obligan a los usuarios a bajarse de la unidad y metros más adelante, bajan al chofer para arrojar una "granada" que estalla en la parte trasera de la camioneta Mercedes Benz tipo Sprinter.

Sin embargo, no es la primera vez que ocurre, ello ha ocasionado que los choferes de transporte público tengan miedo de hablar.

En la ruta de nosotros, seguido nos asaltan y ahorita nos están quemando las unidades o les están aventando granadas adentro”, declaró uno de los choferes.

Son dos mil pesos de tarifa, cada que vienen no tienen fecha ellos nada más llegan de improvisto, quieren dinero a cambio de dejarnos trabajar”.

De acuerdo con los conductores, el modus operandi de los delincuentes siempre es el mismo.

Nada más se suben nos golpean o sacan las pistolas, nos avientan las granadas adentro de la camioneta, que les dicen que nada más quieren lo de la renta”.

Ante ello, los conductores de transporte público piden se lleven a cabo operativos constantes para acabar con las extorsiones.