Lo que todos sospechábamos cada vez está más cerca de comprobarse: nuestra relación con las redes sociales tiene todo lo necesario para terminar siendo una adicción. Aunque no vayas donde un especialista a confirmar el diagnóstico, hay señales que te pueden dar una idea de qué tan cerca estás de volverte un adicto.

Joseph Rock, psicólogo de la Clínica Cleveland, explica en un artículo que una particularidad de las redes sociales es que pueden producir sentimientos que hacen que algunas personas siempre regresen por más. ¿Te sientes identificado?

“La gente tiene una sensación de bienestar social, es como si estuvieran interactuando con alguien, como si estuvieran interactuando con amigos”, explica Rock. Las investigaciones sugieren que, cuando usas mucho las redes, ​​desarrollas una tolerancia a ese sentimiento, por lo que necesitas más y más exposición para obtener el mismo efecto, así como cuando eres adicto al alcohol o a los cigarrillos.

Aún no se ha determinado un tiempo prudencial para usar de las redes sociales, pero lo que sí está claro es que pasas demasiado tiempo en la pantalla te haces más sedentario y eso atenta contra tu salud física y mental. Si no estás seguro de estar pasando demasiado en la pantalla, el psicólogo sugiere que preguntes a tus amigos y familiares qué piensan ellos.

Y si aún no estás seguro sobre qué tan atrapado te tienen las redes, prueba alejándote un tiempo de ellas. Intenta dejarlas unos días y evalúa cómo te sientes. “Si es realmente muy incómodo para ti, ten en cuenta que romper cualquier hábito es extraño, pero si es realmente incómodo para ti, no es una buena señal”, explica Rock.

El psicólogo Mark Griffiths tiene una forma sencilla de comprobar si estás en riesgo de desarrollar adicción a las redes. En un artículo de su autoría propone que te hagas seis preguntas:

- ¿Pasas mucho tiempo pensando en las redes sociales o planeando usarlas?

- ¿Cada vez sientes más ganas de usar las redes sociales?

- ¿Usas las redes sociales para olvidarte de tus problemas personales?

. ¿A menudo tratas de reducir tu tiempo en las redes sociales y fracasas?

- ¿Te sientes inquieto o molesto, si no puedes usar las redes?

- ¿Usas las redes sociales tanto que han tenido un impacto negativo en tu trabajo o estudios?

Si la respuesta a las seis de estas preguntas es positiva, es posible que seas adicto o estés desarrollando una adicción al uso de redes sociales. Sin embargo, la única forma de confirmar tu diagnóstico es yendo a consulta con un psicólogo clínico o un psiquiatra.

Las adolescentes se deprimen más por las redes sociales

Mark Griffiths, quien trabaja en la Nottingham Trent University, en el Reino Unido, se ha dedicado a investigar sobre el uso de las redes sociales y problemas de salud mental relacionados, como ansiedad, depresión, soledad y, por supuesto, adicción, así que conoce bien el tema. La buena noticia, dice, es que muy pocas personas son realmente adictas, pero usarlas en exceso puede comenzar a impactar de forma negativa en su día a día, como revisarlas mientras se conduce.

Las investigaciones apenas comienzan y ya se está definiendo hasta dónde puede llegar esta adicción. Más adelante se sabrá si la adicción a las redes sociales debe considerarse un trastorno mental.