Ambos órganos trabajan en conjunto con la finalidad de ayudar a combatir el alcoholismo o drogadicción de los reclusos en la capital

 

Ciudad de México.- Con la finalidad de ayudar a las personas privadas de su libertad que poseen problemas de alcoholismo o drogadicción, el Gobierno de la Ciudad de México, a través de la Subsecretaría de Sistema Penitenciario, trabaja en coordinación con Alcohólicos Anónimos (AA) México.

 

Hazael Ruíz Ortega, subsecretario del Sistema Penitenciario de la Secretaría de Gobierno, dijo que la organización ha participado en la rehabilitación de las personas capitalinas reclusas por más de 25 años.

 

Por ello, informó que se llevó a cabo el “III Congreso AA es libertad espiritual y emocional en el Reclusorio”, con el objetivo de que quienes sufren de esas enfermedades se acerquen y encuentren una nueva forma de vivir lejos del alcohol y las drogas.

 

Explicó que en esta edición, celebrada en el Preventivo Norte, se llevaron a cabo sesiones de meditación y oración, además de hablar sobre temas como: el alcohólico y la familia, el análisis de la personalidad, las consecuencias del alcoholismo, la recuperación del alcohólico en la prisión, así como del iderazgo en AA.

 

Mencionó que las actividades de ese tipo son muy importantes, pues ayudan a las personas privadas de su libertad a reflexionar, aceptar su culpabilidad y sus adicciones.

 

El subsecretario señaló que AA se auxilia de profesionales en medicina, psiquiatría y en el ámbito espiritual, así como de personas recluidas ya rehabilitadas, quienes ayudan y colaboran con otros enfermos.

 

Ruíz ortega agregó que la mayoría de las personas privadas de su libertad, que se encuentran en recuperación de estas problemáticas, cometieron algún delito bajo los influjos del alcohol o las drogas