Ya se nos está bombardeando sobre que se acerca la Navidad y por lo tanto empieza de nuevo el estrés con los preparativos y regalos. No paro de ver anuncios para incitarnos a las compras como si estuvieran ayudándonos en esta causa que cada año nos invade. Pero hay otro tema que requiere también atención y ayuda por parte de la sociedad: en estas fechas, muchas familias deciden comprar un animal como regalo. Sí, hace ilusión y no deja de ser un “regalo maravilloso” para muchos. Pero no somos conscientes de que la cifra de abandonos aumenta. ¿Dónde está este tipo de alertas en estas fechas? Yo no las veo en ningún lado.

 

En esta época del año se debería especialmente concienciar a la población de que no se deben regalar animales, sino adoptarlos y comprometernos con nuestras acciones. No son un juguete de Navidad que abrimos y caduca echándolo a la calle como algo insignificante. Es una vida más. Invirtamos nuestro tiempo en dejar de gastar tanto en compras innecesarias y regalemos oportunidades verdaderas a estos pequeños que son para toda la vida.