Dijo que pudo convencer al equipo del político tabasqueño de que se debía respetar los términos de la reforma energética

 

Ciudad de México.- El jefe del gabinete del presidente electo, dijo que el equipo de Andrés Manuel López Obrador indagará con los inversionistas privados cuál es la razón por la que no se han “apresurado” las inversiones prometidas en torno a la reforma energética que empujó el gobierno saliente y aseguró que la próxima administración no quitará contratos firmados en ese rubro.

 

“El sábado pasado le dijimos a los inversionistas ‘adelante'”, dijo Alfonso Romo en el marco del Foro Económico México 2018, del Instituto de Finanzas Internacionales. Romo dijo que en 18 meses, que abarcan desde los tiempos en que se acercó a AMLO, la precampaña y la campaña, pudo apreciar y convencer al equipo del político tabasqueño de que se debía respetar los términos de la reforma energética.

 

“Pasamos del rechazo a decir que no la vamos a echar para atrás y que vamos a revisar los contratos”, dijo Romo.

 

En cuanto a los contratos, Romo dijo a un grupo de medios que el siguiente gobierno no quitará contratos a empresas nacionales o extranjeras y que si bien se revisarán. La intención es ver por qué no se han ejercido y por qué hay lentitud en el flujo de inversiones prometidas.

 

Ante un foro de expertos en finanzas y responsables de fondos de inversión, prometió que él será el punto de contacto para “quitar trabas y burocracias” puesto que los inversionistas con los que han hablado se quejan de que “la burocracia detiene la implementación de la reforma energética”.

 

El futuro jefe de staff de AMLO dijo que el próximo gobierno quiere ver qué se necesita para implementar la reforma energética y que traiga más producción y beneficios.

 

Nunca hablamos de controlar el precio de la gasolina

 

El empresario regiomontano dijo que el gobierno entrante seguirá “la misma política” de precios de la gasolina que implementó en sus últimos años la administración de Enrique Peña Nieto y que ha sido objeto de crítica de la oposición.

 

No habrá “subsidios” y se seguirá la lógica “del mercado”, dijo Romo, asegurando que el equipo de AMLO nunca habló de controlar los precios de los combustibles.

 

En este sentido, el asesor empresarial de López Obrador dijo que las versiones de que el gobierno entrante congelaría los precios de las gasolinas e inclusive incurriría en subsidios, fueron versiones mal entendidas de los medios.

 

“No hay que leer el Reforma“, dijo Romo. En un intento de aclarar la postura energética de la futura administración, Romo se refirió a “ajustes con todo e impuestos” a fin de definir los precios de la gasolina. “En 18 meses nunca se ha hablado de control, es una distorsión en los titulares porque si se lee los siguientes párrafos (de esas notas) se verá la realidad”.

 

En este sentido, Romo dice que los negociadores en el equipo de transición que participaron en las pláticas de la renegociación del TLCAN nunca mencionaron en ese contexto un eventual control de los precios de la gasolina.

 

“Si hablamos de validar la reforma energética con un precio controlado (de la gasolina) se cae todo”, afirmó.

 

En este mismo sentido, y a contrapelo de algunas versiones que anotaban que el equipo de AMLO quería condicionar el acceso a inversiones energéticas a privados, Romo dijo que eso nunca sucedió.

 

“Si no refrendábamos la reforma energética, el nuevo tratado no se firma”, dijo el empresario.

COMENTA LA NOTA