Una elección podrá ser anulada cuando se tenga acreditado un rebase de tope de gastos de campaña en un cinco por ciento del monto total autorizado

 

Ciudad de México.- Rebasar el tope de campaña podría causar la nulidad en las elecciones, aunque la diferencia entre el primero y segundo lugar sea mayor al 5 por ciento de los votos, determinó la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF).

 

En un comunicado, el tribunal explicó que esta resolución se dio luego de que surgió una contradicción en la interpretación de la causal de nulidad por rebase de tope de gastos de campaña prevista en el artículo 41, base VI, de la Constitución Federal.

 

En ese artículo indica que una elección podrá ser anulada cuando se tenga acreditado un rebase de tope de gastos de campaña en un cinco por ciento del monto total autorizado, y que “se presumirá que las violaciones son determinantes cuando la diferencia entre la votación obtenida entre el primero y el segundo lugar sea menor al cinco por ciento”.

 

De acuerdo con la Sala Regional Xalapa, esta irregularidad resulta determinante para el resultado electoral en todos los casos en los que la diferencia entre el primer y segundo lugar de la elección sea menor al cinco por ciento. Por lo tanto, cuando la diferencia de la votación sea igual o mayor al cinco por ciento entre el primer y segundo lugar, el rebase de tope de gastos de campaña no podrá ser considerado determinante.

 

En tanto, la Sala Regional Ciudad de México consideró que, cuando la diferencia entre el primero y segundo lugar en la elección sea menor al cinco por cierto de los votos, habrá presunción de determinancia (que el rebase del tope de campaña fue determinante para el resultado de la elección), sin que esto implique que el requisito se tenga acreditado automáticamente.

 

Además, señaló que la determinancia puede actualizarse incluso cuando la diferencia sea igual o mayor al cinco por ciento, y que en este caso corresponde a quien sustente la nulidad de la elección por rebase del tope de gastos de campaña acreditar que este fue determinante para el resultado de la elección.

 

Por tanto, la contradicción entre los criterios sustentados por ambas Salas radicó en cómo es interpretada la presunción de la determinancia, en tanto elemento necesario para acreditar la causal de nulidad de elecciones por rebase de tope de gastos de campaña en un cinco por ciento.

 

Ante esto, el pleno de la Sala Superior sostuvo que, para que se actualice la causal de nulidad, deberán cumplirse con tres elementos:

 

1. Determinación de la autoridad administrativa electoral del rebase del tope de gastos de campaña en el porcentaje mencionado anteriormente y que ésta haya quedado firme.

 

2. Quien sostenga la nulidad de la elección por esta irregularidad tiene la carga de acreditar que la violación fue grave, dolosa y determinante.

 

3. La carga de la prueba del carácter determinante dependerá de la diferencia de votación entre el primer y segundo lugar.

 

En este sentido, las magistradas y los magistrados de la Sala Superior establecieron que, cuando la diferencia de votación entre el primer y segundo lugar sea menor al cinco por ciento, la consecuencia será presumir que la irregularidad fue determinante para el resultado de la elección, sin que ello signifique, de manera automática, la declaratoria de nulidad.

COMENTA LA NOTA