Murió mientras dormía en su casa en Nueva York, afirmó su portavoz; fue fundador de la Comisión Trilateral, la cual fue creada en 1973

 

Estados Unidos.- El multimillonario financiero David Rockefeller, influyente filántropo y nieto del fundador de la dinastía Rockefeller, falleció hoy a los 101 años.

 

Rockefeller murió en su domicilio de Pocantico Hills, en Nueva York, según confirmó su portavoz a varios medios.

 

El conocido banquero presidió durante años el Chase Manhattan Bank y fue fundador de la Comisión Trilateral, creada en 1973 y considerada una de las organizaciones privadas más influyentes del mundo.

                                                                                                                                 

Era el último nieto vivo de John D. Rockefeller, el fundador de la legendaria dinastía empresarial estadounidense, un hombre que se hizo rico en el negocio petrolero, en la banca y en muchas otras actividades empresariales.

 

Siguiendo la tradición de su abuelo, David Rockefeller fue gerente del banco.

 

Chase Manhattan, parcialmente de propiedad de su familia así como un filántropo de clase mundial.

 

Como heredero de los Rockefeller, David creció en Manhattan en el lujo extremo.

 

Estudió en la Universidad de Harvard, en la London School of Economics y eventualmente en la Universidad de Chicago, donde obtuvo un doctorado en Economía.

 

Desde la banca

 

Rockefeller fue un importante filántropo.

 

Su marca en los negocios familiares se hizo principalmente en la banca.

 

Después de prestar servicio militar durante la Segunda Guerra Mundial, en 1946 entró al banco Chase Manhattan, del que llegó a ser gerente.

 

También fue uno de los filántropos más importantes del país, con especial interés en el Museo de Arte Moderno de Nueva York.

 

A lo largo de su carrera fue un influyente asesor de políticos, pero nunca ocupó una posición formal en el gobierno estadounidense, a diferencia de otros familiares como su hermano Nelson Rockefeller, quien fue vicepresidente y gobernador del estado de Nueva York.

 

No obstante, se lo recuerda como un apreciado consejero de múltiples ocupantes de la Casa Blanca.

 

La dinastía Rockefeller ha ocupado un perfil más bajo en décadas recientes.

 

Pero David vivió en una época en la que pocas familias ejercieron tanto poder sobre el país como la suya.

COMENTA LA NOTA