En el ámbito de nuevos contenidos, la SEP fomentará la educación financiera, la programación, robótica y habilidades para emprender

 

Ciudad de México.- Educación financiera y habilidades para emprender son materias que a partir del ciclo escolar 2018-2019 podrán impartirse en las escuelas de formación básica gracias a la autonomía curricular de la que gozarán los planteles para decidir parte de sus materias, según señala el Nuevo Modelo Educativo para la Educación Obligatoria.

 

Ahora todas las escuelas tendrán la posibilidad de decidir qué enseñar gracias al componente de la autonomía curricular en la educación básica regida por los principios de la formación inclusiva porque busca atender las necesidades e intereses educativos específicos de cada estudiante, según explica el documento presentado por la Secretaría de Educación Pública (SEP).

 

La autonomía curricular permitirá agrupar a las niñas, niños y jóvenes por habilidad o interés, de modo que estudiantes de grados y edades diversos puedan convivir en un mismo espacio curricular.

 

Se organiza en cinco ámbitos: profundización en la formación académica en el aprendizaje del español, matemáticas, inglés, exploración del mundo natural y social; ampliación del desarrollo personal y social mediante ligas deportivas, orquestas escolares, talleres de teatro, danza, pintura y otros espacios para el desarrollo de las emociones.

 

En el ámbito de nuevos contenidos relevantes hay espacio para la educación financiera, la programación, robótica y habilidades para emprender. En el impulso a proyectos de impacto social se puede incluir la limpieza de basura, potabilización del agua escolar, democracia escolar, entre otros.

 

MEJORAN COMPETITIVIDAD

 

La incorporación de educación financiera, además de la enseñanza de idiomas y el desarrollo de habilidades para aprender fueron vistos como positivos por especialistas.

 

Pedro Borda, director general de la Asociación Mexicana en Dirección de Recursos Humanos (Amedirh), consideró que la integración de las habilidades socioemocionales, el inglés y la educación bajo el esquema ‘aprender a aprender’ darán mayor competitividad a los estudiantes frente a la inserción al mercado laboral.

 

“Se debe poner atención en la capacitación que se les va a dar a los maestros para que realmente se cambie el chip a los alumnos y a ellos mismos, porque ya no hay de otra, la formación debe ser bajo habilidades y otro idioma, pues lo que va a importar es si la persona tiene las competencias necesarias”, indicó.

 

Borda agregó que las evaluaciones que hacen las empresas para las entrevistas en los procesos de reclutamiento están enfocadas hacia las competencias, por lo que debe haber un enlace entre directivos de las áreas de Recursos Humanos y la SEP.

COMENTA LA NOTA