Durante 2017, un anfitrión promedio en Sinaloa ganó 37mil 800 pesos anuales compartiendo su hogar mediante Airbnb.

 

Mazatlán, Sin.- El gobernador de Sinaloa, Quirino Ordaz Coppel y Chris Lehane, director global de políticas públicas de Airbnb, se dieron cita en el Centro de Convenciones para celebrar un acuerdo en materia impositiva entre ambas partes, mediante el que Airbnb se compromete a recolectar y remitir el 3% de impuesto sobre el hospedaje por cada reserva hecha en la plataforma en el estado a partir del 1 de junio de 2018.

 

De esta forma, Sinaloa se convierte en el tercer estado de la República en el que se llega a un acuerdo en materia impositiva y en favor de la promoción de los destinos turísticos en la entidad, después de la Ciudad de México y Quintana Roo.

 

Airbnb es una plataforma que conecta a viajeros que buscan una experiencia nueva, con anfitriones que tienen espacios disponibles y necesitan nuevas fuentes de ingreso. En mercados como Sinaloa, esto se traduce en que viajeros puedan llegar a cualquier rincón del estado, incluso si estos no cuentan con infraestructura turística tradicional. Tan sólo en 2017, 36 mil 500 viajeros que visitaron la entidad se alojaron en un Airbnb, lo que representó una derrama económica de 37 mil 800 pesos en promedio por cada uno de los mil 100 anfitriones de nuestra comunidad que residen en Sinaloa.

 

“En Airbnb buscamos que la tecnología empodere económicamente a las personas y democratice los beneficios de los viajes, para que las ganancias de actividades turísticas puedan distribuirse entre más manos, en toda la comunidad. Mantenemos nuestro interés y compromiso de colaboración con gobiernos de México, en favor de la innovación, el emprendimiento y la promoción del turismo” concluyó Chris Lehane.

COMENTA LA NOTA