El promedio nacional del Índice de Impunidad aumentó 69.84 puntos, en comparación con la medición de 2016 que fue de 67.42 puntos

 

Ciudad de México.- El nivel de impunidad en 28 de las 32 entidades federativas en el país es alto o muy alto, de acuerdo con el Índice Global de Impunidad México 2018, elaborado por la Universidad de las Américas Puebla (UDLAP).

 

El estudio apunta que, tomando en cuenta a las 32 entidades federativas, el promedio nacional del Índice de Impunidad (IGI-MEX 2018) aumentó 69.84 puntos, en comparación con la medición de 2016 que fue de 67.42 puntos.

 

El aumento de los delitos no denunciados, el deterioro de la infraestructura y capacidad humana de los ministerios públicos estatales, el déficit de policías estatales profesionales y la saturación del sistema de justicia, y la falta de castigo a delitos como el homicidio, fueron los principales indicadores que impulsaron el repunte de la impunidad, destaca el informe.

 

El Estado de México es la entidad con el índice de impunidad más alto con 80.06 puntos, seguido de Tamaulipas con 78.88 y Baja California con 78.08 puntos.

 

En la entidad gobernada por Alfredo del Mazo se registraron 202,205 carpetas de investigación, una cifra elevada en comparación al número de sentenciados que alcanzó 1,209, es decir 0.59%, apunta el informe.

 

Del total de esas carpetas de investigación, 8.33% se convirtieron en causas penales abiertas es decir 16,863, lo que dejó a más de 185,000 procesos concluidos en esa etapa.

 

Asimismo, se sitúa en el segundo lugar de las entidades con mayor número de delitos no denunciados del país.

 

“Estos números de la cadena impune explican que la entidad sea la que presenta la problemática más grave en el país”, detalla el estudio.

 

Pero el Estado de México también presenta problemas estructurales de inversión en agencias y ministerios públicos que no cuentan con suficientes jueces y magistrados, al tiempo que se redujo su estado de fuerza policial.

 

De acuerdo con el índice, únicamente la Ciudad de México y Campeche tienen un nivel de impunidad medio y bajo respectivamente.

 

Cabe destacar el caso de Nayarit y Michoacán que fueron calificados con un índice de impunidad atípico por considerar probables alteraciones de sus cifras delictivas y por el caso de infiltración de la delincuencia organizada en el sistema de procuración de justicia estatal.

 

 

COMENTA LA NOTA