Informó que tiene tres vertientes de trabajo que convirtió en propuestas de campaña: salud, educación y deporte

 

Culiacán, Sin.- Como una persona responsable, transparente, dedicada, sumamente emocional y enamorado del deporte, así se describe Juan Ernesto Millán Pietsch. Soy un hombre de retos y oportunidades dedicado a mi trabajo, recalcó el candidato de la coalición “Todos por México” para la diputación federal por el Distrito 7.

 

Se dijo comprometido con la oportunidad que le da su partido, el Revolucionario Institucional, ya que su candidatura es una forma de corroborar la cercanía que ha tenido con la sociedad sinaloense, especialmente con los culiacanenses, a lo largo de su trayectoria como servidor público.

 

Salud, educación y deporte

 

El candidato a la diputación federal por el Distrito 7, informó que tiene tres vertientes de trabajo que convirtió en propuestas de campaña, las cuales buscará defender en el Congreso de la Unión:

 

Salud, “que es la demanda social más sentida en Sinaloa en estos momentos”. Reconoció una deficiencia de los servicios médicos en los lugares alejados de las zonas urbanas, así como desabasto de algunos medicamentos en los dispensarios.

 

Educación, ya que hace falta gestionar más recursos para mejorar la infraestructura escolar. Añadió que en el Distrito 7 se ha detectado que el 79 por ciento de las escuelas públicas necesitan un mejoramiento de sus instalaciones. 

 

Deporte, al ser una de las áreas donde no se ha podido diseñar un esquema financiero que ayude a verlo como una actividad profesional, la cual pueda brindar la oportunidad de generar ingresos constantes para los atletas. Advirtió que de no trabajar en ello, continuará la fuga de talentos, pues los jóvenes deportistas emigran en busca de las oportunidades que no se les ofrecen.

 

“Un padre preocupado por Sinaloa”

 

El primer sacrificio de toda persona que se dedica a la política, es el no poder pasar el tiempo deseado con su familia, lamentó Millán Pietsch. A pesar de ello, señaló que su esposa, así como su hijo y sus dos hijas, han estado al pie del cañón apoyándolo a lo largo de su carrera en el quehacer público.

 

Se describió como un padre preocupado por el México y el Sinaloa de hoy: A mis hijos trato de darles un mensaje de apertura y busco la cercanía, “tratamos de platicar todas las cosas. Somos muy unidos, todos los días convivimos, en las noches solemos juntarnos y hacer un recuento del día, platicar algunas añoranzas y algunos sueños que quisiéramos llegar a cumplir; usualmente escuchamos música y bailamos un poco”.

 

Trayectoria en el quehacer público

 

Licenciado en Derecho de profesión, Juan Ernesto Millán inició su vida laboral formando parte de una fundación de defensa para mujeres víctimas de delitos y agresiones en la Ciudad de México, donde observó la carencia de atención a este sector vulnerable y esto lo llevó a desempeñarse en el sector público, trabajando en la Procuraduría de Justicia del Distrito Federal.

 

Desde entonces, ha tenido la oportunidad de colaborar en la PGR y posteriormente en la Secretaría de Hacienda. Su último puesto en la administración pública fue como Secretario de Pesca y Acuacultura de Gobierno del Estado de Sinaloa.

 

También fungió como secretario de Desarrollo Social del 2011 al 2016; subsecretario de Turismo de 2008 a 2010; así como director del Instituto Sinaloense de Desarrollo Social de 2005 a 2007.

COMENTA LA NOTA