Culiacán, Sinaloa.- Por algo Sinaloa significa Pitahaya Redonda, su escudo tiene una forma oval, que en realidad es una estilización de la pitahaya y viene de la lengua cahita, que  se compone de las voces sina, que significa pitahaya, y lobola, redondeado.
 
Y es que este fruto es una planta de tallos carnosos y espinosos que abundan en nuestra entidad. Por ello, cada año, el Conservatorio de la Cultura Gastronómica Sinaloense A.C brinda un homenaje a este rico y jugoso fruto.
 
Así, a finales de la semana, con el apoyo del Instituto Sinaloense de Cultura se llevó a cabo la edición número cinco de la Fiesta de la Pitaya.
 
Su fundador, Jaime Félix Pico, presidente del Conservatorio de la Cultura Gastronómica Sinaloense A.C dijo que con la pitaya se pueden elaborar platillos como chamoy, aderezos, mermelada, tamales, tortillas de maíz, empanadas, agua fresca, las nieves tan ansiadas en estos días calurosos y salsas con base en la pitaya.
 
Delia Moraila Moya, directora del Instituto de Ciencias y Artes Gastronómicas, destacó que actualmente se tiene un programa de reforestación de pitaya en San José del Llano en Badiraguato, con seis mil hectáreas que busca incrementar el consumo de este fruto entre los sinaloenses. 
 
"Estamos en camino de fincar una tradición que tiene sustento en un patrimonio natural y cultural como es la pitaya”
 
Esta gran fiesta trajo también la presencia de artesanías de Acatitán y de la Asociación de Artesanos de Sinaloa, como muñecas pitayeras, arte en bule, alfarería y otros objetos en los que el motivo de la pitaya o pitahaya, se percibió en los objetos.
 
En un espacio adornado con banderitas de papel de china, los presentes admiraron el espectáculo  a cargo del popular Trío Azteca, con música popular, de la Compañía de Danza Folclórica del Instituto de Cultura Culiacán, con danzas yoremes como la del Venado y el son del Tecolotito, entre otras, mientras que Ignacio Astorga, “El trovador del pueblo”, de San Ignacio, interpretó temas de su autoría, como el titulado La pitaya, ante la niña Nadia Liz Figueroa Pérez, reina del carnaval de San Ignacio, ataviada con el traje representativo del lugar, que luce como adornos plantas de pitayo.
 
Esta Fiesta,  a la que este año se suman los municipios de Sinaloa a través de sus productores de pitaya como es San Ignacio, que organizó su fiesta la semana pasada; Choix, que lo realiza este día, y El Fuerte, que lo realizará la semana entrante, ofreció reconocimientos a algunos de sus participantes, con la presencia de Delia Moraila, miembro del Conservatorio de la Cultura Gastronómica Sinaloense.
 
La Pitaya  se distingue por poseer propiedades antioxidantes y prebióticas que promueven la salud del organismo.
 
Además, según los chef que asistieron a la Fiesta de la Pitaya informaron que con esta fruta se elaboran mermeladas, helados, dulces y hasta licores.
 
Entre sus beneficios, explicaron se encuentran: aportan Omega 3. Este ácido graso ayuda a combatir enfermedades autoinmunes, hormonales y ciertos tipos de cáncer como el de colon, mama y próstata, contiene provitamina A en forma de betacaroteno, que ayuda a fortalecer la vista y la memoria.
 
Gracias a su alto contenido de captina, el consumo de esta fruta contribuye a calmar los nervios, es rica en fibras y debido a esto mejora el tránsito intestinal.
 
 

COMENTA LA NOTA