Activistas destacaron la importancia de educar a los jóvenes para que alcancen su desarrollo y sano crecimiento con una visión de igualdad

 

Culiacán, Sin.- La construcción de una sociedad justa e igualitaria con equidad de género y libre de violencia hacia la mujer debe ser una prioridad para todos los gobiernos y un proceso que debe iniciar desde la familia, coincidieron los participantes del panel “Acciones afirmativas en favor de las mujeres” organizado por el Centro de Estudios Universitarios Superiores (CEUS), Secretaría de Salud, e Instituto Municipal de las Mujeres de Culiacán (Immujeres).

 

Los panelistas precisaron la necesidad de alentar que en las familias se compartan las tareas del hogar sin distinción de género y fomentar las relaciones entre los hombres y las mujeres en condiciones de igualdad y respeto.

 

Los psicólogos Antonio Macías Hernández y Wendy Isabel Ramos Samaniego, instructores de la Estrategia de Intervenciones Preventivas de la Secretaría de Salud, abordaron “La Violencia en el Noviazgo”.

 

Ana Isabel Ojeda Esquerra, jefa del Departamento de Capacitación del Immujeres, subrayó el compromiso que debe prevalecer para construir una sociedad libre de violencia a través de la prevención y el rescate de los valores sociales.

 

La activista Jesús Martina Beltrán Valenzuela, que en la anterior administración municipal fue regidora presidenta de la Comisión de Equidad, Género y Familia, destacó que es fundamental educar a los jóvenes para que alcancen su desarrollo y sano crecimiento con una visión de igualdad.

 

Leticia Delgado, coordinadora del Departamento de Estudios Jurídicos de Género del Immujeres, precisó que solamente con valores, educación y respeto se puede construir la igualdad entre el hombre y la mujer, entendiendo que existen derechos y obligaciones ciudadanas para coadyuvar a un mejor entorno social.

 

CEUS se sumó a las actividades que el Instituto Municipal de las Mujeres de Culiacán realizó para poner fin a la violencia contra mujeres y niñas en el mundo. Varias brigadas se colocaron en los principales cruceros de la ciudad usando una prenda naranja y posteriormente, los participantes fueron al instituto a poner su huella.

 

Todos los días 25 de cada mes, este instituto adopta la campaña de la Organización de las Naciones Unidas para pintar el mundo de naranja, por una sociedad igualitaria, libre de violencia de género.

 

En el Immujeres, con domicilio en calle Colón 245, entre Andrade y Ramón Corona, se puso un muro donde muchas personas colocaron su mano en símbolo de unión a esta causa.

 

COMENTA LA NOTA