La orquesta interpretó una pieza escrita especialmente para celebrar el 40 aniversario del Festival Internacional Cervantino

 

Culiacán, Sin.- El público terminó aplaudiendo, impresionado por el apabullante mar de sonidos in crescendo de la obra musical Cuadros de una exposición, de Modest Mussorgsky, que en el interior del Museo de Arte de Sinaloa pusieron “la piel chinita” a más de uno, en el concierto por el 25 Aniversario del Masin, que la compañía que dirige el maestro Gordon Campbell obsequió con ese motivo.

 

El programa abrió con la pieza Abanicos, de Samuel Zyman, escrita especialmente para celebrar el 40 aniversario del Festival Internacional Cervantino y estrenada oficialmente por la Ossla en octubre de 2012, en Guanajuato, aunque antes tuvo un preestreno en septiembre de ese año en Culiacán, según el maestro Campbell al inicio de esta gala.

 

Le siguió una pieza no menos colorida, Autumn Music, de Robert Cummings, que refleja el ambiente de estos días de otoño, una pieza con aires cinematográficos, por momentos apabullantes, bella y a veces plena de nostalgia. Ambas fueron acompañadas con imágenes en pantalla de un video sobre las diversas exposiciones del Museo en los últimos años.

 

Tras un intermedio, la orquesta regresó con la conocida suite Cuadros de una Exposición, de Modesto Mussorgsky (1839-1881), la cual data de 1874  y fue compuesta en honoro de Victor Hartmann, arquitecto, acuarelista, diseñador y amigo de Mussorgsky, muerto prematuramente. Originalmente para piano, el francés Maurice Ravel le hizo la orquestación con que se hizo famoso, en 1922.

 

Los Cuadros de una exposición es una obra basada en 10 pinturas de una exposición póstuma a la muerte de Hartmann, y están acompañado de un paseo (Promenade), que es el recorrido de un cuadro a otro, como en una galería.

 

La pieza consta del Paseo (o Promenade) y los cuadros: Gnomo; El viejo castillo; Tullerías; Bidlo; Ballet de polluelos en sus cáscaras; El mercado de Limoges; Catacumbas; La cabaña sobre patas de gallina (Baba-Yaga), y La gran puerta de Kiev.

COMENTA LA NOTA