“Decretar la alerta de género es un primer paso”

María Teresa Guerra Ochoa, abogada sinaloense

 

El día 7 de marzo de 2016 fue solicitada ante la presidenta del Instituto Nacional de las Mujeres, Lorena Cruz Sánchez, la declaratoria de Alerta de Violencia de Género para cinco municipios del estado de Sinaloa: Culiacán, Ahome, Mazatlán, Guasave y Navolato. Esta solicitud fue presentada por María Teresa Guerra Ochoa, María de los Ángeles Aréchiga Torres y Amparo Natalia Reyes Andrade en su calidad de representantes legales del Colectivo de Mujeres Activas Sinaloenses A.C. Si bien en Sinaloa nos encontramos en la fase de decisión sobre la procedencia de tal declaratoria, nos proponemos amable lector, lectora, ofrecerle un resumen sobre las causas y consecuencias de la instauración de tal mecanismo en la entidad, el cual se  encuentra regulado por la Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia y su Reglamento:

·    Una de las motivaciones principales de la solicitud constituye el hecho de haberse presentado en la entidad, de 2005 a la fecha de solicitud de la declaratoria, una cantidad todavía disputada entre 513 y 765 asesinatos de mujeres y niñas. La razón de no contarse con una cifra exacta del número de víctimas es que la entidad no cuenta con una base de datos unificada respecto de la incidencia de la violencia de género.

·    Una vez que fue aceptada la solicitud se procedió a la conformación del Grupo de Trabajo, el cual se integra por ocho personas, cuatro representantes de instituciones (Instituto Nacional de las Mujeres, Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia contra las Mujeres, Comisión Nacional de Derechos Humanos y el Instituto Sinaloense de las Mujeres) y por cuatro personas representantes de instituciones educativas, dos de nivel nacional y dos locales.

·    Ya conformado el Grupo de Trabajo, este tiene un plazo de 30 días naturales para realizar la investigación y emitir un Informe con conclusiones. Este informe es entregado a la Secretaría de Gobernación, quien es la autoridad encargada de hacerlo del conocimiento del gobernador.

·    Una vez que es entregado el Informe al gobernador, éste tiene un plazo de 15 días hábiles para manifestar si acepta o no las conclusiones. De aceptarlas, la entidad se obliga jurídicamente a implementar todas las propuestas en un plazo de seis meses. Si el informe no es aceptado corresponde a la Secretaría de Gobernación emitir la declaratoria de Alerta de violencia de género en un plazo no mayor a cinco días naturales.

·    De haberse aceptado el Informe del Grupo de Trabajo, una vez transcurridos los seis meses anteriormente señalados, el gobernador deberá entregar un Informe de cumplimiento, el cual deberá ser analizado por el Grupo de Trabajo y elaborar un dictamen donde se evalúe si se cumplieron o no, las propuestas contenidas en el Informe.

·    En caso de que el Grupo de Trabajo considere que no se implementaron las propuestas del Informe, éste deberá informarlo mediante dictamen a la Secretaría de Gobernación, quien en un plazo no mayor a diez días naturales deberá emitir la declaratoria correspondiente.

·    Si bien es positivo que el gobernador se haya sumado a la declaración de la Alerta de violencia de género, ello ha causado cierta confusión ya que de acuerdo al Reglamento de la Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia, corresponde a organismos de derechos humanos de carácter internacional, nacional o local el realizar tal solicitud. Así, la solicitud del gobernador debe solo entenderse como una apropiación positiva del mecanismo de Alerta y un interés en implementar las propuestas.

·    En Sinaloa se presentó en 2015 un mecanismo sui generis de Alerta de violencia de género, no regulado por la Ley General de Acceso y el cual fue emitido por la administración de Mario López Valdez. En tal procedimiento se integró un grupo de trabajo, compuesto en términos similares al actual, se emitió un Informe con recomendaciones y propuestas el cual fue entregado a la Secretaría General de Gobierno. Mario López Valdez no se manifestó públicamente respecto de tal informe. El documento puede ser consultado en la siguiente liga: http://ismujeres.gob.mx/grupo-de-trabajo/

·    La primera vez que fue solicitada una declaratoria de Alerta de violencia de género por organizaciones civiles en Sinaloa fue el 23 de noviembre de 2012, ésta fue presentada por la Dra. Margarita Reyes Chávez, representante de Mujeres Sinaloenses en Acción (MUSA), quien es la precursora del tema en Sinaloa. La solicitud no prosperó a pesar a haber sido asesinadas 290 mujeres en los tres años previos. La doctora Reyes Chávez, actualmente Consejera social y Vocal ciudadana de la junta de gobierno del Instituto Nacional de las Mujeres, fue una importante impulsora del mecanismo instaurado en 2015 como lo ha sido en el actual.

·    El hecho de declararse la Alerta por violencia de género en Sinaloa es apenas el comienzo, son 9 las conclusiones generales y 42 los indicadores de cumplimiento que deben ser atendidos. Si existe compromiso en las autoridades de implementar tales medidas será algo que deberá trascender a las palabras. El documento puede ser consultado en la siguiente liga: https://www.gob.mx/cms/uploads/attachment/file/106561/Informe_AVGM_Sinaloa_16de_junio.pdf

·    Aunque desde mi punto de vista el Informe de cumplimiento (o de incumplimiento) debió haberse hecho del conocimiento público por la administración de Quirino Ordaz Coppel, ello no fue así. A la fecha de publicación de esta columna el Grupo de Trabajo no ha sido convocado por la Conavim para manifestarse respecto del siguiente paso a seguir.

Twitter: @jramonguzman

COMENTA LA NOTA