“Una mentira es como una bola de nieve:

cuanto más rueda, más grande se vuelve”

 

Martín Lutero, reformador alemán

 

 

Si bien el coordinador del Consejo Ciudadano de Seguridad Pública de Sinaloa, Dr. Ambrosio Mojardín Heráldez, señaló que aunque los candidatos a la gubernatura hacen mención del tema de seguridad pública en sus discursos, éstos no ofrecen ninguna propuesta concreta en este rubro; en realidad lo mismo puede decirse también de otras “áreas de oportunidad” a heredarse por la administración estatal saliente. Y si bien todos los candidatos son consistentes en sus promesas al electorado: mayores oportunidades de empleo, mejores salarios, seguridad pública, igualdad, educación, salud para todos y todas, cuidado del medio ambiente y hasta (sí, otra vez) la eliminación de la tenencia; los aspirantes al tercer piso han evitado a la fecha decir cómo  lograrán cumplir tan anhelados sueños. Quienquiera que obtenga el triunfo electoral deberá enfrentarse al todavía oculto quebranto de las arcas estatales, y el cual representará el primero de los retos del nuevo gobierno una vez sea desmontada la coreografía del gobierno de Mario López Valdez y la verdad brote con la contundencia del hedor de una alcantarilla.

 

Y es que si en 2010 la deuda total de la entidad representaba 5 mil 472 millones de pesos, para diciembre de 2014 tal cantidad ascendió a 9 mil 773 millones, representando un incremento de 78.5 por ciento en apenas cuatro años de gobierno. Así, simplemente no es posible la reedición de propuestas irresponsables o populistas por lo que una vez pasados los bailes, las cuotas y los enriquecidos cuates llegará el turno a los sinaloenses de pagar por los excesos de un gobierno estatal emanado de las siglas PAN, PRD y Convergencia (este último partido desde 2011 denominado Movimiento Ciudadano y hoy en alianza con el Partido Sinaloense). Razón por la cual posiblemente el candidato del PRI haya optado por los negativos asociados a no prometer la eliminación total de la tenencia, a sabiendas de la incapacidad de cumplir tal ofrecimiento ante los graves problemas financieros de la entidad.

 

Aunque tales propuestas puedan ser utilizadas por los candidatos con menores posibilidades de triunfo, a sabiendas de que no tendrán la oportunidad de incumplirlas, para Quirino Ordaz, en su calidad de candidato puntero de la elección ello podría representar incluso un problema de gobernabilidad en un contexto estatal de endeudamiento y quiebra de las arcas públicas, y otro nacional de recorte presupuestal derivado de la disminución de los precios internacionales del petróleo. Lamentamos informarles que solo queda espacio para propuestas serias e  inteligentes de crecimiento y desarrollo. De engañabobos ya tuvimos suficiente. ¡Pasamos sin ver!

 

Mala leche

 

A siete años de la denuncia de la presunta existencia de una red de prostitución al interior de las prepas de la Universidad Autónoma de Sinaloa, ante el corriente proceso electoral el caso vuelve una vez más a ser usado con tintes políticos. Los mismos actores políticos que durante años sufrieron inexplicable “amnesia” y omitieron exigir una investigación seria sobre los hechos, hoy, al calor de la contienda electoral manosean interesadamente el tema. ¿Sabrán qué tan perversa es la trata de personas como el utilizar un caso tan sensible con fines meramente electoreros? Esperamos que después del domingo 5 de junio exijan en las mesas de negociación una investigación objetiva e imparcial sobre los hechos, sin chivos expiatorios y mucho menos culpables anticipados. ¿Se acordarán para ese entonces?

 

La del estribo

 

Aunque acusada inicialmente de “cuchareada”, la medición realizada por Mitofsky en Sinaloa es consistente con estudios realizados con anterioridad incluso a la designación de los pre-candidatos, donde el Revolucionario Institucional se ubicaba en un 31.48 por ciento de la intención de voto y Acción Nacional con un nada despreciable 20.74 por ciento. En los últimos levantamientos, según los cuales el PRI aventajaría en 13 de los 18 municipios de la entidad, el candidato ganador por la gubernatura sería el empresario mazatleco Quirino Ordaz Coppel con un 34 por ciento de la intención de voto, seguido por los candidatos de Acción Nacional y el Partido Sinaloense, respectivamente con un 23 y un 18 por ciento.

 

Twitter:  @jramonguzman

 

COMENTA LA NOTA