Los investigadores intentan determinar cómo un empleado de una aerolínea pudo robar un avión, despegar y estrellarlo sin complicación alguna, y expresan su preocupación por el caso

 

EU.- Los investigadores intentaban determinar el sábado cómo el empleado “suicida” de una aerolínea pudo robar un avión, despegar del aeropuerto internacional Sea-Tac y estrellarlo en un islote en la bahía de Puget después de ser perseguido por jets militares enviados a interceptarlo.

 

El extraño incidente ilustra uno de los peligros mayores de la aviación comercial: el de los empleados que provocan caos.

 

La mayor amenaza que tenemos en la aviación es la interna”, dijo Erroll Southers, exagente del FBI y especialista en seguridad del transporte.

 

Aquí se trata de un empleado autorizado para tener acceso a los aviones y capacitado para hacerlos despegar”, añadió.

 

La caída el viernes por la noche se produjo porque el hombre de 29 años realizaba acrobacia aérea o bien carecía de capacitación para volar, dijo la comisaría del condado de Pierce.

 

El hombre, que probablemente murió, no fue identificado de inmediato.

 

El hombre era un suicida y no hay relación con el terrorismo, dijo el vocero policial Ed Troyer.

 

Un video mostró al avión Q400 de Horizon Air, efectuando giros en el aire y otras maniobras peligrosas mientras se ponía el sol sobre la bahía. No había pasajeros a bordo.

 

Las autoridades dijeron inicialmente que era un mecánico, pero Alaska Airlines dijo luego que aparentemente era un agente en tierra de Horizon. Esos agentes dirigen los despegues y aterrizajes y quitan el hielo a los aviones.

 

Southers dijo que el hombre hubiera podido causar una matanza.

 

Si tenía capacidad para hacer acrobacia con un avión como este, sin duda tenía capacidad para estrellarlo contra un edificio y matar gente en tierra”, afirmó.

 

El avión fue perseguido por jets militares hasta que se estrelló en el islote Ketron al suroeste de Tacoma, Washington.

 

Un video mostró llamaradas entre los árboles en la isla, escasamente poblada y a la que solo se accede por transbordador. No hubo daños a estructuras en tierra, dijo Alaska Airlines.

 

La policía dijo que realizaba una averiguación de antecedentes del hombre, vecino del condado de Pierce.

 

El avión fue robado a las 8 de la noche hora local (0300 GMT del sábado).

 

Alaska Airlines dijo que estaba en “posición de mantenimiento” y no tenía programado un vuelo con pasajeros.

 

Horizon Air es parte del Alaska Air Group y cubre rutas cortas en el oeste de Estados Unidos. El Q400 es un avión turbohélice de 76 asientos.

" width="560">

COMENTA LA NOTA