“Vemos horribles violaciones de los derechos humanos, y el nacionalismo y la xenofobia van en aumento”, sostuvo el secretario de la ONU, António Guterres

 

Suiza.- El secretario General de Naciones Unidas (ONU), António Guterres, cambió de discurso respecto al 2017 –año en que hizo un llamamiento a la paz global-, en cambio, lanzó una alerta roja para el mundo de cara al 2018.

 

Guterres justificó su advertencia al explicar que los conflictos globales se han agudizado y han surgido nuevos peligros, por ejemplo, la ansiedad mundial en torno a las armas nucleares que está al nivel más alto desde la Guerra Fría.

 

Otro aspecto que destacó en un breve mensaje difundido en las redes oficiales de la ONU es referente al avance del cambio climático y la corta respuesta al respecto.

 

“Vemos horribles violaciones de los derechos humanos, y el nacionalismo y la xenofobia van en aumento”, sostuvo el secretario.

 

Ante estos factores, apeló a la unidad internacional en 2018 y aseguró que se puede hacer un mundo más seguro.

 

“Podemos resolver los conflictos, superar el odio y defender los valores compartidos, pero sólo podemos lograrlo si lo hacemos juntos”, dijo António Guterres.

 

En este sentido, instó a los dirigentes mundiales a cumplir un propósito de año nuevo: reducir las diferencias y superar las divisiones, así como reestablecer la confianza en torno a objetivos comunes.

 

“La unidad es el camino”, insistió el secretario. “Nuestro futuro depende de ello”.

 

COMENTA LA NOTA