Aunque el brazalete le será retirado, las medidas referentes a la vigilancia física al interior del departamento continúan vigentes, sin embargo, no hay cámaras que monitoreen sus movimientos.

 

Ciudad de México.- La Procuraduría General de la República recibió una orden por parte del Juez sexto de distrito de procesos penales federales para retirar el brazalete electrónico que le fue colocado a Elba Esther Gordillo, como parte de las medidas cautelares para su prisión domiciliaria.

 

Esto con el objetivo de proteger la salud física y emocional de la ex lideresa del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE).

 

La resolución detalla que de no cumplir con la orden, la PGR podría hacerse acreedora a una multa, además de la aplicación de sanciones a los servidores públicos responsables.

 

Desde el primer momento en que el brazalete le fue colocado, Gordillo se quejó de este pues aseguraba que le generaba ansiedad y le impedía descansar adecuadamente.

 

Aunque se espera que el brazalete le sea retirado, las medidas referentes a la vigilancia física al interior del departamento continúan vigentes, sin embargo, no hay cámaras cámaras que monitoreen sus movimientos.

 

Fue hace unos días que la Procuraduría General de la República (PGR) hizo público el retiró una impugnación que impedía que la ex lideresa del sindicato magisterial continuara su proceso desde su casa, por lo que fue trasladada a su departamento de Polanco, en la Ciudad de México.

 

Elba Esther llegó a su departamento en una ambulancia del CRUM, tapada totalmente con una sábana de color blanco y acompañada de personal policiaco de la Agencia de Investigación Criminal.

 

La PGR simplemente la perdonó, justo cuando el partido en el Gobierno, el PRI, necesita de votos. Su candidato es el tercero o cuarto en las encuestas de opinión.

 

Gordillo pidió irse a su departamento ubicado en el Club de Golf Bosques de Santa Fe.

 

En mayo pasado, Elba Esther Gordillo fue exonerada de acusaciones de defraudación fiscal por 2 millones 199 mil pesos cometido en 2008, pero aún se le sigue un proceso por delincuencia organizada y lavado de dinero por mil 978 millones de pesos.

COMENTA LA NOTA