Entre Enero de 2015 y Noviembre de 2017 han ocurrido 1525 casos.

Ciudad de México.- Con los cambios en la manera de reportar los delitos en el país, 31 nuevos ilícitos serán presentados mensualmente, en la primera vez que se dan a conocer, destacan violencia familiar y narcomenudeo como los que más se cometieron, así como feminicidio, del cual ya se presentarán datos y que entre enero de 2015 y noviembre de 2017 han ocurrido 1,525 casos.

Entre los nuevos 31 delitos que el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública reportará cada mes, en este periodo en cuestión se presentaron 436 mil 145 denuncias por violencia familiar, seguido de narcomenudeo con 113 mil 629 carpetas de investigación. Desde hace cuatro años, el narcomenudeo ya no es competencia federal y cada estado se encarga de atender las denuncias.

El reporte delictivo contaba con 22 delitos; pero a partir de este viernes 22 de diciembre se contará con estadísticas de 53; entre los que se encuentran los ya mencionados, violencia familiar y narcomenudeo. Esta es la primera vez que se harán públicas en el reporte estadísticas delictivas vinculadas a violencia contra las mujeres; las entidades entregaron datos sobre acoso sexual, hostigamiento y violencia de género.

También hay datos sobre feminicidio, aunque para este primer reporte tres entidades no entregaron información: Querétaro, que negó tener registros; Aguascalientes y Yucatán que reportaron tenerla en proceso y que estará lista en enero próximo. Otros delitos de los que ya se tienen cifras son: abuso sexual (41,580), delitos cometidos por servidores públicos (36,478), corrupción de menores (5,489), violencia de género (5,101), acoso sexual (3,891), hostigamiento sexual (2,670), delitos electorales (1,840), feminicidios (1,525), aborto (1,540), trata de personas (1,034), tráfico de menores (467) e incesto (76).

La nueva metodología, de la que Animal Político pudo revisar un adelanto, busca empatar la clasificación de la incidencia delictiva que reportan las fiscalías con la información que reporta INEGI, y así eliminar las brechas que hoy hay en ambas bases de datos, y a su vez proporcionar no solo el dato del hecho delictivo sino el perfil básico de la víctima en cuanto a edad y género.

 

COMENTA LA NOTA