En la publicación se hace referencia al estudio publicado hace unos días por la Universidad de Texas en el que a través de los testimonios de integrantes de Los Zetas, acusados de homicidio y trafico…

Ciudad de México.- La Arquidiócesis de México señaló a través de la editorial de su publicación Desde la fe que si en el país existe el “poder corruptor del narco, es porque hay corrupción oficial e institucional”.
 
En la publicación se hace referencia al estudio publicado hace unos días por la Universidad de Texas en el que a través de los testimonios de integrantes de Los Zetas, acusados de homicidio y trafico de armas entre otros cargos, se exponía que dicho grupo criminal pagó presuntamente sobornos a militares y gobernadores de Coahuila y Veracruz para poder operar en esos estados.
 
“El escándalo mediático que ha generado este análisis no es por lo que ya todos sabemos acerca del narco, sino por la forma en que éste fue penetrando las estructuras para mover completamente al gobierno de Coahuila, desde funcionarios de alto nivel hasta empleados municipales, quienes recibieron cañonazos económicos y sobornos del cártel con la finalidad de tener manga ancha para realizar sus actividades ilícitas en la entidad, punto estratégico hacia el mercado texano de las drogas”, se lee en Desde la Fe.
 
La diócesis resalta que los derechos humanos fueron vulnerados debido a que la violencia fue usada como moneda para demostrar poder.
 
La editorial agrega que la situación parece no tener solución y destaca que “no se descubre nada nuevo cuando Coahuila, todos los días, da nota sobre las tremendas disputas entre cárteles, con saldos rojos que tal parece que ya a nadie importan”; lo que abunda, según la Arquidiócesis, son “remiendos populistas y electoreros” porque no conviene desarticular estos grupos criminales que, como señala la investigación de la Universidad de Texas, contribuyen e impulsan el sistema político y económico de un estado, sentencia.
 
“Si existe poder corruptor del narco, es porque hay corrupción oficial e institucional. La violencia desmedida reportada en este año es la convulsión interior de la estructura política, que sabe cómo atar a la bestia del crimen. ¿O será que le conviene mantenerla furiosa?”, afirmó la Arquidiócesis que también lamenta la traición a la sociedad.
 
El informe “Control… sobre todo el Estado de Coahuila” realizado por la Clínica de Derechos Humanos de la Facultad de Derecho de la Universidad de Texas puso al descubierto el control de Los Zetas sobre jefes de policía municipal, procuradores estatales y federales, centros penitenciarios estatales y sectores de la Policía Federal y del Ejército mexicano.
 
Específicamente se habla de los Gobiernos de los priistas Rubén y Humberto Moreira en Coahuila y Fidel Herrera Beltrán en Veracruz, a quienes se les señala como presuntos responsables de recibir sobornos de millones de dólares del cartel de Los Zetas para mantener el control del estado.
 
De acuerdo con los testimonios citados en dicho informe, los presuntos pagos realizados por Los Zetas al gobierno de Coahuila les permitió llevar a cabo sus negocios en todo el estado con impunidad y, a menudo con la ayuda directa de funcionarios del estado y oficiales de policía.

COMENTA LA NOTA