Los médicos forenses escucharon ruidos en el interior de la bolsa y descubrieron que el recluso aún se encontraba con vida

 

España.- Personal del Centro Penitenciario de Asturias, España encontró durante la primera revisión del día a un preso supuestamente muerto en su celda.

 

El reo aparentemente no presentaba signos de violencia, por lo que fue trasladado en una bolsa mortuoria al Instituto de medicina Legal. Sin embargo, cuando los médicos trataron de practicarle la autopsia, notaron que el “fallecido” aún se encontraba con vida.

 

De acuerdo con La Voz de las Asturias, el sujeto fue encontrado en una silla aparentemente inconsciente. Las sospechas de que el preso padecía algún problema de salud y que posiblemente estaba muerto se incrementaron debido a que un día antes presentó malestares. No obstante, fueron los responsables de servicios médicos del centro penitenciario quienes determinaron erróneamente que estaba muerto.

 

A este error se sumó la orden de levantamiento del supuesto cadáver dada por el Juez, y el trasladado al forense para someterlo a una autopsia que determinara las causas de su fallecimiento. En medio de este proceso, las autoridades también se encargaron de dar aviso a los familiares del recluso.

 

Al arribar a las instalaciones forenses, los médicos escucharon ruidos en el interior de la bolsa y al abrirla descubrieron que el sujeto se encontraba con vida.

 

Actualmente el reo se encuentra internado en el Hospital Universitario Central de Asturias resguardado por la Guardia Civil, informó La Vanguardia.

 

Aún no se han revelado las causas que desencadenaron la cadena de errores que causaron que el recluso fuera trasladado al instituto forense en calidad de fallecido.

COMENTA LA NOTA