El joven fotógrafo decidió tomar cartas en el asunto y ayudarlo a tener un estilo de vida más sano basado en un plan de entrenamiento y lo documentó

 

China.- Decidió emprender su propia vida y dejó de ver un tiempo a sus padres. Meses más tarde, XY Jesse, un joven fotógrafo de 32 años de edad, invitó a sus padres a vivir con él. Sin embargo, la sorpresa de que su padre se encontraba en sus peores condiciones le fue doloroso.

 

En aquel tiempo, la vida del padre de Jesse se encontraba en decadencia: el hombre era alcohólico y su salud física y emocional se encontraban en un estado deplorable. Preocupado, el joven fotógrafo decidió tomar cartas en el asunto y ayudarlo a tener un estilo de vida más sano basado en un plan de entrenamiento.

 

 

With my daddy #fitness #gym #muscle #bodybuilding #sport #daddy

Una publicación compartida de 小野杰西 Xyjesse (@xyjesse) el

 

Durante un año, él y su padre realizaron entrenamientos conjuntos. Cada 10 días, el proceso de ambos era registrado y las fotografías se publicaban a través de Instagram.  Al poco tiempo, el esfuerzo y la dedicación se vieron reflejados en los impresionantes cambios que  ambos alcanzaron. Así, poco a poco,  el padre de Jesse  dejó atrás sus malos hábitos y se convirtió en todo un gurú del fitness.

 

COMENTA LA NOTA