Permaneció con los ojos cerrados y las manos cruzadas en muestra de indignación.
 
Estados Unidos.- Un profesor de Los Ángeles, Estados Unidos, se presentó a su clase dentro de un ataúd para demostrarle a sus alumnos lo "muerto" que había quedado luego de promediarlos. 
 
El docente permaneció durante varios minutos con los ojos cerrados y las manos cruzadas en muestra de indignación ante la falta de esfuerzo por parte de sus estudiantes, quienes se dedicaron a tomarle fotografías y compartirlas en sus redes sociales. 

COMENTA LA NOTA