Recientes investigaciones revelan que estar sentado mucho tiempo puede ser muy perjudicial para su salud. En palabras de Shaunacy Ferro, “sentarse es el nuevo cigarro“, claro, sin el efecto placentero del criticado producto.

Y la peor noticia es que ampliar el tiempo de ejercicio no compensa el tiempo que se permanece sentado, las probabilidades son las mismas tanto para aquellos que se ejercitan como para los que no lo hacen. Estas son las formas en que la inactividad física, especialmente en el lugar de trabajo, pueden matarte:

Salud mental deteriorada

Permanecer largos periodos de tiempo sentado también es muy perjudicial para la mente. Un estudio relacionado con la conducta sedentaria y el bienestar mental demostraron que permanecer sentado por motivos no laborales, como ver la televisión, conducir un coche o utilizar el ordenador, se asocia con problemas de salud mental mayoritariamente entre las mujeres.

Este estudio, que fue publicado en abril de 2012 con datos de aproximadamente 3,500 personas también revelo que los hombres sólo fueron perjudicados mentalmente por el tiempo que pasaban delante del ordenador.

Dolencias crónicas

Una encuesta realizada en febrero de 2013 a 63,048 hombres de mediana edad en Australia descubrió que los que permanecen sentados más de cuatro horas al día tienen más probabilidades de contraer una enfermedad crónica como la hipertensión, enfermedades cardíacas y cáncer.

El estudio además demostró que no importa el índice de masa corporal o la cantidad de ejercicio realizado, quien permanece sentado por más de seis horas al día tienen más probabilidades de tener diabetes, un hallazgo que confirma los resultados de otros estudios.

Muerte por cáncer colorrectal

Incluso si se es diagnosticado con cáncer, un estilo de vida sedentario puede ser una causa de muerte. Un estudio publicado en enero de 2013 descubrió que, tanto antes como después de ser diagnosticado con cáncer colorrectal, si se pasa mucho tiempo sentado durante el tiempo libre significa más posibilidades de morir.

El estudio evaluó los hábitos de más de 2,000 pacientes de cáncer colorrectal por hasta 16 años después del diagnóstico. Los que tomaron un estilo de vida más activo fueron 28% menos propensos a morir que los que hacían menos ejercicio. Los que pasaron seis horas sentado tenía un 36% más probabilidades de morir que los que estaban sentados menos de tres horas al día.

Complicaciones renales

Las personas que permanecen sentadas menos tiempo tienen menos probabilidades de tener una enfermedad renal crónica, y esto no cambia si se agrega a la ecuación a la gente que controla su índice de masa corporal o actividad física.

El análisis fue publicado en octubre de 2012 y estudio los informes de 6,379 personas de edades comprendidas entre los 40 y los 75 años.

El efecto fue más profundo entre las mujeres: al disminuir el tiempo que permanecen sentadas durante menos de tres horas, redujeron el riesgo en más de 30%. Entre los hombres, la reducción del riesgo de enfermedad renal cayó un 15%.

Reducción de la esperanza de vida

Un estudio publicado en julio de 2012 expreso que disminuir el tiempo que se pasa sentado a menos de tres horas por día, extendería la esperanza de vida en dos años.

Por otra parte, la disminución del tiempo frente a la televisión a menos de dos horas al día extiende la esperanza de vida en 1.4 años (en comparación, fumar reduce la esperanza de vida en 2.5 años para los hombres y 1.8 años para las mujeres).

El estudio estima que un adulto típico gasta aproximadamente el 55% de su día realizando algo sedentario, pero también indica que los altos niveles de sedentarismo auto confesados pueden ser muy conservadores. No es fácil recordar todo el tiempo que se ha permanecido sentado durante el día, ya que no es una actividad específica de un comportamiento, como ver la televisión.

La obesidad y síndrome metabólico

La persona con problemas de obesidad tiende a estar sentado más tiempo que las personas delgadas. Un estudio publicado en noviembre de 2009 demostró que a más de 2.5 horas, en promedio, se asocia con el síndrome metabólico, una combinación de factores como la obesidad abdominal, niveles bajos de colesterol “bueno”, hipertensión, niveles altos de triglicéridos o de azúcar en la sangre, lo cual aumenta el riesgo de enfermedades más serias tales como enfermedad cardíaca, derrames y diabetes.

Este resultado fue confirmado por otro estudio publicado el año pasado, donde se manifiesta que las personas que llevan una vida sedentaria durante más tiempo son 73% más propensos a tener síndrome metabólico.

En 2005, un grupo de investigadores estimaron que la reducción de tiempo de televisión y computadora a menos de una hora al día podría reducir la prevalencia del síndrome metabólico entre los adultos de los EE.UU., de 30% al 35%.

Muerte por diversas causas

Un estudio evaluó a 200,000 australianos de más de 45 años, y encontró que no importa el índice de edad, el sexo o el índice corporal, estar sentado aumenta el riesgo de mortalidad por todas las causas.

Las personas que permanecen sentadas más de 11 horas al día poseen un riesgo del 40% mayor de morir en 3 años. La tasa de mortalidad fue mucho menor para las personas que hicieron ejercicios durante cinco horas a la semana o más, pero aun no fue suficiente para escapar de la trampa de la silla mortal.

¿Estás dispuesto a cambiar esa cómoda silla por tareas que te demanden más movimiento?…

COMENTA LA NOTA