Tal vez tienes un trabajo en el que sientes que no avanzas, quizá lo detestas o te da la impresión de que simplemente ocupas tu tiempo para llevar dinero a casa. Bueno, pues hay cosas que puedes hacer para lograr cambios positivos. Estas ideas te pueden parecer tontas o muy simples, sé que dan resultado.

 

El método más poderoso que puedes usar para transformar una situación es el de bendecir con amor. Sea cual sea el lugar donde trabajes, o lo que sientas por él, ¡bendícelo con amor!, y lo digo literalmente. Di “bendigo mi trabajo con amor”.

 

Y no te pares ahí. Bendice con amor el edificio, todo lo que hay dentro de él, tu escritorio si lo tienes, el mostrador si trabajas dentro de uno, las diversas maquinas que utilizas, los productos, los clientes, tus compañeros, tus jefes y todo lo demás relacionado con ese trabajo. Esto hará maravillas.

 

Si detestas tu trabajo actual, ese sentimiento de odio va a ir siempre contigo. Aun en el caso de que te encuentres un trabajo mejor, al poco tiempo también lo odiarás. Sean cual fueran los sentimientos que tienes en tu interior ahora, lo llevarás a tu nuevo lugar de trabajo. Si vives en un mundo de insatisfacción, encontrarás ese mundo a donde quiera que vayas. Has de cambiar tu conciencia para poder ver resultados positivos en tu vida. Entonces, cuando encuentres un nuevo trabajo, será bueno, lo apreciarás, lo valorarás y lo disfrutarás.

 

Si te educaron en la creencia de que hay que “trabajar arduamente para ganarse la vida”, ya es hora de que dejes esa creencia. Haz esta afirmación: “El trabajo es fácil y es una diversión para mí”, o “disfruto haciendo mi trabajo”. Ve repitiendo tu información hasta que tu conciencia cambie. Haz lo que te gusta y te llegará el dinero. Ama lo que haces y te llegará el dinero. Tienes derecho a ganar dinero y disfrutar haciéndolo. Tu responsabilidad con la vida es participar en actividades agradables. Cuando busques la manera de hacer algo que te gusta, la vida te mostrara el camino hacia la prosperidad y abundancia. Esta actividad casi siempre es alegre y placentera. Nuestro guía interior nunca nos da “deberes”. La finalidad de la vida es jugar, divertirse, es agradable y gratificante.

 

Tus pensamientos pueden ayudarte a conseguir el trabajo perfecto. No te inmovilices en la creencia de que es difícil conseguir un trabajo. Eso puede ser cierto para muchas personas pero no tiene por qué serlo para ti. Sólo necesitas un trabajo, tu clara conciencia te abrirá el camino. Son demasiadas personas las que tienen mucha fe en el miedo. Lo que hay que aceptar en tu conciencia se convierte en realidad para ti.

 

Cuando oigas hablar de tendencias negativas en los negocios o en la económica, afirma inmediatamente: “Eso puede ser cierto para algunas personas, pero no para mí. Yo siempre prospero, este donde este o pase lo que pase”, al pensar y decir eso te creas tus expectativas futuras. Vigila mucho lo que dices respecto a tu prosperidad.

 

Siempre tienes la opción de elegir entre una mentalidad de pobreza o una mentalidad de prosperidad. Durante al menos una semana fíjate en cómo hablas del dinero, del trabajo, de tu profesión, de la economía, del ahorro y de la jubilación. Escúchate. Cerciórate de que tus palabras no te estén creando pobreza ahora o para el futuro.

COMENTA LA NOTA