¿Quién es usted? Seguramente alguna vez se habrá hecho esta pregunta, y quizá se ha contestado un sinfín de cosas o quizá se ha quedado sorprendido al no saber que responderse.

 

Pues bien, esta vez le voy a decir que usted es muchas cosas entre las que destacan las siguientes:

 

Eres un triunfador

(Repita: soy un triunfador). Cuando usted se engendró, usted ganó, llegó primero y se formó. Es un triunfador porque ha ganado múltiples batallas: formo un hogar, dirigió hijos, venció una enfermedad, supero la pérdida de un ser querido, etc.

 

Eres un ser individual

(Repita: soy un ser individual). Usted es único, nadie más en la historia de la humanidad será como usted. Sus códigos genéticos son únicos e irrepetibles. Nadie tocará con sus manos, nadie verá con sus ojos, nadie más hablará con esa boca; solo usted. Solo usted es capaz de sentir de esa forma tan única y especial.

 

Eres un ser pensante

(Repita: soy un ser pensante). Puede pensar de múltiples formas. Sus sensaciones son la condición principal para el desarrollo psíquico de la persona. Y es a través de estas (olfato, tacto, oído, gusto, vista) que llega el conocimiento del mundo exterior y de nuestro cuerpo.

 

Posee el poder de la elección

Porque elijo ser feliz, elijo ser paciente, elijo ser tolerante, etc.

 

Tienes la capacidad de amar

El propósito fundamental de la vida es el amor; el ser humano sin amor es como una planta que no se riega y se seca, todos necesitamos del amor y todos poseemos esa capacidad de darlo, es un sentimiento innato.

 

Tienes la capacidad de crear

El trabajo sirve como tu expresión de creatividad; no importa lo que hagas, en tanto sea satisfactorio para tu ser y te permita realizarte.

 

Tu creatividad es tuya, única, personal; es ese toque especial que le pones a las cosas que realizas.

 

Eres un ser bueno y perfecto, porque puedo dar

La calidad de tu vida depende mucho de lo que has aportado. Cuando haces algo para mejorar la vida de los demás, indirectamente estás elevando la tuya. Cuando te preocupas de realizar actos bondadosos diariamente y al azar, tu propia vida se enriquece y gana en significado. Para cultivar el sentido de cada día sirve a los demás de alguna manera.

 

Eres el dueño absoluto de tu tiempo

Tú divides tu tiempo en lo que mejor ter parezca; sugeridamente inviértelo en cosas productivas, que te hagan crecer, avanzar, trascender.

 

Tú decides qué edad tienes

No importa la edad cronológica que está asentada en tu identificación. Importa más que eso la actitud que tienes ante la vida. Tan cierto aquel refrán que dice “hay viejos jóvenes y jóvenes viejos”. ¿De cuál quieres ser tú?

 

Eres el dueño absoluto de tu vida

Tienes el timón que dirige el barco de tu vida, y si no te gusta por dónde vas, dale vuelta y dirígete hacia otro rumbo.

 

Decide a donde ir, decide donde estar.

 

Y recuerda: eres un ser que tiene poder; ese poder está dentro de ti esperando ser usado.

COMENTA LA NOTA