La codependencia es un estado emocional, psicológico y conductual que se desarrolla como resultado de que un individuo haya estado expuesto prolongadamente a una serie de reglas opresivas y las haya practicado; reglas que previenen la abierta expresión de sentimientos al igual que la discusión abierta de problemas personales e interpersonales.

Son todas esas conductas aprendidas, autoderrotantes, o defectos de carácter que producen una disminución en la capacidad de iniciar o de participar en relaciones amorosas.

Una persona codependiente es aquella que ha permitido que la conducta de otra persona la afecte y que está obsesionada con controlar la conducta de esa persona.

Hay casi tantas definiciones de codependencia como experiencias que la representan.

Historia del término

La palabra codependencia apareció en escena del tratamiento psicológico a fines de la década de los setenta; la palabra emergió simultáneamente en varios centros de tratamiento de Minnesota, de acuerdo con la información de la oficina de Sandra Smalley, una psicóloga con licencia y líder en el campo de la codependencia.

El término codependencia originalmente se usó para describir a la persona o las personas cuyas vidas se veían afectadas como resultado de su relación cercana con alguien que tiene una dependencia química.

El pensamiento básico de codependencia era que los codependientes eran personas cuyas vidas se habían vuelto inmanejables como resultado de haber vivido en una relación de compromiso con un alcohólico.

Sin embargo, la definición de codependencia se ha expandido y se aplica a las personas que conviven con los comedores compulsivos o los que comen demasiado poco, a los que les gusta apostar, a ciertas conductas sexuales, etc.

Los profesionales empezaron a advertir que muchos individuos que se encontraban en una relación cercana con estas personas compulsivas desarrollaban patrones para reaccionar y contender con la vida, que se asemejaban a los patrones de las personas que se encontraban relacionadas con alcohólicos.

¿Quiénes la padecen?

- Hijos adultos de alcohólicos
- Gente relacionada con personas emocional o mentalmente perturbadas
- Gente relacionada con personas con una enfermedad crónica
- Padres de hijos con trastornos de conducta
- Personas relacionadas con gente irresponsable, etc.

La recuperación no está en las otras personas, no importa cuánto lo creamos así. Está en nosotros mismos, en la manera en que permitimos que la conducta de otra persona nos afecte y en la forma en que tratamos de afectarla a ella: en los cuidados obsesivos, controladores, “ayudadores”.

¿Es una enfermedad la coependencia?

Algunos profesionales dicen que la codependencia no es una enfermedad; dicen que es una reacción equivocada hacia la gente anormal.

Otros profesionales dicen que la codependencia es una enfermedad, una crónica y progresiva. Sugieren que los codependientes quieren y necesitan a más personales e interpersonales.

Muchos profesionales dicen que el primer paso hacia el cambio es tomar conciencia. El segundo paso es la aceptación.

COMENTA LA NOTA