El gobierno decidió, hace mucho tiempo, desentenderse del transporte público y concesionar el servicio a particulares. Desde entonces, la calidad en el servicio quedó fuera de los derechos del usuario; supeditados a la utilidad de la venta del pasaje, pero sin el contrapeso de la competencia, siendo de facto un monopolio. Este servicio, sencillamente, se mueve entre los estándares de pésimo y paupérrimo.

 

Georgina Patrón, joven de 25 años, es líder de un curioso proyecto llamado “Enrútate”. Durante algunos años, esta estudiante egresada del Instituto Tecnológico de Monterrey – al final del día, tenían que ser los estudiantes, principales usuarios del transporte público, quienes entregan soluciones - , ha venido trabajando en una idea que si bien ya se aplica en sociedades de primer mundo, plantea una oportunidad de modernizar el sistema de transporte público de nuestro estado. Cuando los gobiernos fracasan en sus obligaciones, es la sociedad quien enmienda la plana. Es el caso de este proyecto, que con ayuda de la tecnología, puede mejorar las carencias en el transporte colectivo.

 

Enrútate tuvo sus inicios en el 2013. Consistía en una guía práctica donde se podía encontrar algunas rutas de autobús de la ciudad, reseñas de sitios importantes y en su mayoría información básica para los usuarios del autobús colectivo. El primer tiraje fue de 10 mil ejemplares y su modelo de negocio era la publicidad impresa, sin embargo, los nuevos tiempos y la convicción de innovar, hicieron que los jóvenes que integran la iniciativa optaran por llevar su idea a los terrenos de la tecnología moderna, en este caso, a las aplicaciones móviles. Buscaron el apoyo y la asesoría de empresas especialistas en la materia, encontraron eco en esoft y su dueño Rafael Galeana. Conjuntamente publicaron la primera versión de la aplicación, Enrútate, para la plataforma Android. Hoy es una realidad: tanto para los creadores de esta idea, como para los miles de potenciales usuarios, que pueden encontrar en esta tecnología, un apoyo para administrar mejor sus tiempos de movilidad.

 

A través de esta aplicación móvil, el usuario puede compartir sus experiencias a la hora de ser atendido por cualquiera de las unidades en ruta; cada celular se convierte en buzón de quejas y sugerencias. Más importante aún, el gobierno puede tener la herramienta perfecta para exigir a los concesionarios mejoras en la calidad. Bien lo dijo el secretario de innovación gubernamental, Karim Pechir, en la presentación a los medios de comunicación de esta herramienta: “Me da envidia este proyecto, debió ser algo que gobierno del estado debería de tener como desarrollo propio”. Las redes sociales, en diversas ocasiones, demostraron su músculo como generadores de opinión pública. Esta herramienta puede ser un parteaguas, al menos localmente, como una caja de resonancia que de las voz a los usuarios ignorados.

 

Por el momento, esta aplicación móvil sólo contiene información de la ciudad de Culiacán, pero próximamente contará con datos de Mazatlán, y se encuentra explorando la posibilidad de incluir a Los Mochis. Anímese a descargar en su celular esta aplicación. Recuerde que la tecnología puede ser la alternativa a las injusticias de la burocracia.

 

EL MEMENTO DE HOY

 

 

 

Twitter: @juanordorica

COMENTA LA NOTA