El maestro Douglas Adams, inventor del día de la toalla y de otras cosas menos importantes -escribir libros, considerados como referentes de lecturas que te hacen ser una persona más inteligente-, en su obra nos reseña los sinsentido más hilarantes en los cuales las democracias pueden llegar a caer. Es por esto, a manera de homenaje, doy continuidad a una guía más de cosas inútiles que un político debe de seguir en su carrera, si es que quiere llegar a ser exitoso y venerado por las masas.

 

Entrega despensas y aprovecha la necesidad del electorado: El hambre es el primer motor inmóvil de la democracia, nada funciona o está completo si tu futuro votante no tiene carencias económicas y sociales generacionales. Un candidato exitoso tiene que ser mercader de miserias; un votante educado y alimentado, es un votante rebelde. Tu despensa, de ser posible, debe tener tu foto o tu nombre en el embalado final; no existe cosa más atractiva para un ciudadano que un político que le recuerde sus desgracias con dádivas. No escuches las voces que piensan que la despensa es un arma de destrucción masiva para la democracia, seguramente son opositores insensibles que no entienden de mercadotecnia.

 

Viste a la moda y presume tus accesorios: La miseria es para el pueblo, no para el candidato. Las grandes casas de modas europeas también tienen necesidades, un aspirante a representante ciudadano debe ser sensible ante esta realidad. Los privilegios de la clase gobernante quedan de manifiesto en el outfit; los niveles de éxito de un aspirante son directamente proporcionales al precio de los accesorios que ostente, sobre todo si los costos de las prendas no coinciden con los ingresos de toda una vida en el servicio público. Muy importante mostrar en campaña que no tiene ni idea cuál es el atuendo adecuado para esa faena, el choclo boleado y la percha capitalina no debe de faltar en las colonias populares, nunca haber estado en campaña no debe ser pretexto para dejar de presumir sus garritas Lacoste.

 

Promete cosas sin sentido y utiliza frases comunes -entre más trilladas mucho mejor- : En tus interacciones con la ciudadanía es muy importante recordar palabras como: coadyuvar, gestionar, cumplir, compromiso, entre otras. No es necesario que entiendas las funciones del puesto para el cual te postulas, menos aún, tener propuestas concretas para realizar tu trabajo; entre menos des explicaciones o propuestas elaboradas ofrezcas, es mejor. El sentido común y entender la realidad de la comunidad a la que buscas representar, son lujos para democracias de primer mundo, solo repite las palabras arriba mencionadas y estás del otro lado. Como condición sine qua non debes denostar al rival, y bajo ninguna circunstancia permitir que un discurso tuyo tenga algo creativo, entre más aburrido y tradicional sea tu propuesta, el electorado en mayores cantidades se rendirá ante ti en las urnas.

 

Tips rápidos: Utiliza el photoshop de forma indiscriminada, nadie quiere ver arrugas, canas y barrigas en la publicidad; consigue un séquito de estudiantes con banderas de tu partido, que no tengan la menor idea de qué se trata la campaña; no olvides el transporte, entre más lujoso sea, más respetable eres. Las leyes electorales son solo pautas de comportamiento, se recomienda tratar de ignorarlas con mucha creatividad jurídica.

 

EL MEMENTO DE HOY

 

Twitter: @juanordorica

 

COMENTA LA NOTA