Aunque los perros coman prácticamente cualquier cosa que quieras darles, la alimentación de tu mejor amigo es algo que no deberías tomarte a la ligera.

 

En muchas ocasiones los dueños, sin saber el daño que pueden causarles, les dan las sobras de la comida y estas incluyen alimentos que pueden llegar a ser altamente tóxicos para tu mascota si los consume con asiduidad.

 

Los veterinarios aseguran que la comida para perros está diseñada para el organismo de tu mascota mientras que otros alimentos son mucho más difíciles de digerir para ellos.

 

Estos son, según los expertos, los alimentos que nunca deberías darle a tu perro:

 

CHOCOLATE

 

Este dulce que tanto le gusta a tu can puede llegar a tener consecuencias fatales para él. Un componente presente en el chocolate, llamado Teobromina, puede llegar a provocar en tu perro diarrea, problemas de corazón, vómitos, desmayos e incluso la muerte súbita.

 

LÁCTEOS

 

Lo sabemos, a tu perro le encantan, pero la realidad es que cualquier producto que lleve lácteos puede causar alergias e infecciones de piel en tu mascota.

 

AGUACATE

 

El aguacate contiene una toxina llamada Persin que, aunque para las personas sea totalmente inofensiva, puede ser muy peligroso para la los perros.

 

ALCOHOL

 

Sobra decir que no se debe dar a los perros alcohol jamás. Una cantidad ínfima puede dañar a tu mascota gravemente además de sufrir fuertes vómitos, mareos y problemas de respiración.

 

AJO Y CEBOLLA

 

Ojo con las sobras que les damos a los perros. La cebolla y el ajo pueden matar los glóbulos rojos de tu can provocándole anemia si lo toma de forma habitual.

 

CAFEINA

 

Los granos de café, al igual que ocurre en las personas, pueden privar a tu perro del sueño y alterarle su ritmo cardiaco y respiratorio haciendo que haya una tensión excesiva en sus músculos.

 

FRUTAS CON HUESO

 

Las frutas como cerezas, melocotones o las ciruelas pueden ser fatales para los intestinos de las razas más pequeñas ya que podrían obstruirlos. Tampoco las uvas son recomendables, ya que contienen una toxina dañina para ellos. Si a tu amigo le gusta la fruta puedes darle sandía, fresas o cualquier otra cuyas pepitas tengan un tamaño que no sea peligroso.

 

COCO

 

La leche de coco y el agua de coco pueden causar vómitos, dolores estomacales, diarrea e incluso problemas de corazón. Una sola toma podría ser fatal.

 

HUEVO CRUDO

 

Bacterias como el E.coli o la Salmonella pueden ser muy peligrosas para los perros.

 

AZÚCAR

 

Evita los alimentos o bebidas con azúcar ya que producen en los perros los mismos efectos que en las personas: aumento de peso, problemas dentales, problemas estomacales y diabetes.

COMENTA LA NOTA