Si eres madre, padre, tío/a, hermano/a, seguramente más de una vez te has preguntado qué dibujos animados son los idóneos para los pequeños. Buscamos programas y series de dibujos con valores didácticos y educativos; entre ellos, que enseñen a los niños a amar y a respetar a los animales y a la naturaleza.

 

Si bien esta lista es muy personal (y posiblemente muchos de nuestros lectores podrían aportar otros ejemplos) hemos elaborado esta colección de dibujos animados que nos parecen positivos para el desarrollo infantil. Muchos de ellos están protagonizados por simpáticos animalitos que en seguida se harán adorar por niños y adultos.

 

Peppa Pig

 

Ha sido a menudo criticada por la “mala calidad” de sus dibujos, especialmente en España, pues llegó en 2010, una época dominada por la calidad en las animaciones y efectos especiales de todo tipo. Pero precisamente esta sencillez ayuda a los niños a adaptarse a toda clase de formatos y es indiscutible que, más allá del esmero de los creadores en el dibujo, los valores que proporciona esta serie son positivos para el desarrollo del niño.

 

Es la historia de una familia, la familia Pig, de cuatro personas, donde la protagonista convive con su hermanito y sus padres en su hogar. Habla sobre las relaciones vecinales, las características de animales como los cerdos y de la apacible vida en familia. Viendo esta serie, los niños no sólo amarán a los cerditos, sino también aprenderán a conocer las particularidades de otros animales, como los patos, los conejos o las tortugas.

 

Las películas de Mamá Mirabelle, la elefanta viajera

 

Las películas de dibujos animados de esta elefanta son también de gran calidad y perfecta para inculcar a los niños el amor por los animales.

 

Mamá Mirabelle es una elefanta que ha viajado por todo el mundo y, a su vuelta, enseña a su hijo y a sus amigos (un cachorrito de guepardo y una cebra) toda su sabiduría a través de sus grabaciones. Es una serie muy instructiva además, que proyecta imágenes basadas en la realidad del mundo, por lo que podríamos decir que es una mezcla entre un documental y unos dibujos animados. Además, los niños entenderán mejor el planeta, sabrán por qué hace calor y por qué cada animal tiene diferentes características.

 

Wonder Pets

 

Wonder Pets (“Las mascotas maravillosas”) es una serie que habla de una cobaya, una tortuga y un pollito, que son las mascotas de una guardería. Fomenta mucho el trabajo en equipo, ya que, aunque no son los animales más fuertes o rápidos, pronto se dan cuenta de que juntos pueden conseguirlo todo. Son una especie de súper héroes que salen a ayudar a quienes lo necesitan una vez que los niños se han ido a sus hogares. Lo bueno es que también se aprende mucha cultura del mundo, ya que viajan a numerosos y recónditos lugares.

 

Barney

 

“Barney y sus amigos” narra la historia de un simpático dinosaurio morado y sus amigos. A tus hijos les encantará ver lo bien que se lo pasa esta pandilla. Lo mejor de todo es que esta serie educa a los niños sobre modales, formas de relacionarse con otras personas, cultura tradicional, colores, formas y juegos.

 

Dora, la exploradora

 

Aunque el personaje principal (la intrépida Dora) no es un animal, la verdad es que salen muchos amiguitos animales y la enseñanza que deja es muy positiva. Dora, además, tendrá que ir completando acertijos y juegos varios para ir alcanzando lugares, siempre con su mapa y su mochila. Enseña a los niños la importancia de ir solventando problemas mientras los motiva a pensar.

 

Go, Diego, Go

 

Pero, por encima de Dora, me quedaría con su variante, una nueva serie-continuación que cuenta las aventuras del primo de Dora, Diego, un pequeño experto en zoología y animales, que salva a las especies salvajes mientras enseña a su audiencia datos interesantes sobre ellos. Algunos de los curiosos animales que aparecen en la serie son: el jaguar, el halcón peregrino, la chinchilla, el cocodrilo del Nilo, el perezoso de tres dedos o la llama.

 

Plaza Sésamo

 

Plaza Sésamo quizá es un poco antigua (su primera emisión fue nada menos en 1969), pero es una de las series educativas de televisión más enriquecedoras y atemporales. Se basa en el entretenimiento didáctico, enseña muchas cosas a los niños a través de marionetas (algunas de ellas son o podrían ser animales, otras no). No en vano es el programa para niños más duradero de toda la historia de la televisión hasta hoy. Plaza Sésamo ha tenido 44 temporadas y 4 mil 378 capítulos, lo que te puede dar una pista sobre el valor que encierra para los niños esta serie de marionetas.

 

Más allá del entretenimiento, del humor y del aprendizaje de cosas importantes para el desarrollo de los niños, Barrio Sésamo destaca por su multiculturalidad: no solo fomenta las relaciones entre animales y personas de diversas razas, sino que mezcla también a jóvenes y mayores, a personas con problemas y a monstruos, en un popurrí de personajes, para que los niños aprendan que todos somos iguales.

 

Heidi, amor por los animales y por el mundo natural

 

Heidi es igualmente una serie que ya tiene años (de hecho, acaban de sacar la película, también muy recomendable, aunque no es lo mismo), pero enternecerá a los pequeños de hoy en día, igual que lo hizo a los de nuestra generación. Especialmente, al ver el ahínco de Heidi con la protección y el cuidado de sus cabritillos (todos recordamos la ternura que nos inspiraba el amor de la niña por ese “Copito de nieve”) y su gesto de pena y estupefacción cuando Niebla, el perro, se come a un pobre caracol que pasaba por allí. Aunque sea una serie “de las de antes”, creemos que también es atemporal y que los niños aprenderán y disfrutarán mucho viéndola.

COMENTA LA NOTA