La ONU aprobó por mayoría de votos la Resolución de Tregua Olímpica, una norma que prohíbe la discriminación hacia las personas lesbianas, gays, bisexuales y trans en las sedes donde se llevan a cabo los juegos olímpicos. El fallo a favor se logró pese a la fuerte presión de Egipto y Rusia para modificar a su favor esta normativa.

 

Antes de que se realicen cada uno de los juegos, la Asamblea General de la ONU somete a discusión y aprueba la Resolución de Tregua Olímpica con el fin de mantener un ambiente de paz y resguardar el espíritu olímpico antes y durante las competencias. La resolución incluye el principio 6 de la Carta Olímpica, la cual compromete a los países a prevenir la discriminación por orientación sexual, así como por otros criterios.

 

No obstante, Egipto y Rusia intentaron eliminar toda referencia al Principio 6, esto debido a que en esos países no existe la aceptación de las personas LGBT y en recientes fechas se han visto involucrados en casos de persecuciones en contra de personas homosexuales.

 

Rusia fue señalada de encubrir la persecución, aislamiento y tortura de hombres homosexuales en campos de concentración en Chechenia. Asimismo, Egipto ha emprendido una campaña de criminalización de personas LGBT luego de que en un concierto masivo se desplegara una bandera del orgullo, los responsables fueron enviados a prisión por faltas a la moral.

 

“Rusia y Egipto, dos de los peores violadores de los derechos humanos LGBTQ están tratando de difundir su odio e intolerancia y socavar el espíritu olímpico. Esto no es solo una pelea sobre las palabras en un pedazo de papel, este es un intento de difundir sus opiniones anti LGBTQ en todo el mundo, e incluso en los Juegos Olímpicos”, expresó Ty Cobb, director de Human Rights Watch.

 

A principios de este mes, Estados Unidos, Francia y Brasil impidieron  los esfuerzos de Egipto y Rusia enfocados a eliminar la no discriminación de la resolución. Asimismo, 17 deportistas firmaron una carta abierta en la que se pedía que se protegiera el Principio 6.

 

Las protecciones relacionadas con la orientación sexual fueron incluidas en los Juegos de Invierno de 2014 en Sochi, un año después de que Rusia legislo a favor de prohibir la propaganda homosexual en el país, norma que ha funcionado para perseguir y encarcelar activistas y personas LGBT.

 

“Se supone que los Juegos Olímpicos son un momento para el deporte, la técnica, el orgullo y la comunidad, no para la politiquería, el odio y la violencia. No podemos permitir que este tipo de intimidación se dirija a las personas LGBT o que socave el principio de comunidad global”, declaró Jessica Stern, vocera de Our Rights Internacional, otra organización de defensa de los derechos humanos a nivel internacional.

COMENTA LA NOTA