Chechenia.- En la República de Chechenia, Rusia, los homosexuales son enviados a prisión para ser maltratados como parte de una estrategia para acabar con ellos, señaló un testimonio gay al diario inglés The Guardian.

Como si se tratara de un campo de concentración, la gente homosexual en este lugar sufre actos de tortura que van desde portar abrazaderas en los dedos de pies y manos, golpes con palos y barras de metal, descargas eléctricas hasta ser asesinados.

Al menos así lo cuenta Adam, testimonio recogido por el diario, quien por ser gay una vez al día sufrió abuso físico y verbal.

De acuerdo con la información, mientras este hombre era torturado, sus agresores le exigían que diera los nombres de más personas homosexuales que conocía en Chechenia.

Adam fue detenido junto a una docena de homosexuales quienes diariamente fueron torturados, lo cual es parte de una “limpieza de gays” en las ciudades de toda la república.

La gente con esta orientación sexual teme demasiado vivir aquí que incluso se esconde de su familia así como de las autoridades.

Un activista de los derechos de los homosexuales llamado Igor Kochetkov dijo a The Guardian que “esto no tiene precedentes no sólo en Rusia sino en la historia mundial reciente. No hay duda de que estamos hablando de crímenes contra la humanidad”.

El rotativo inglés a su vez menciona que en el periódico Novaya Gazeta se ha documentado que al menos tres homosexuales han muerto desde que comenzó la operación y creen que el número de muertos podría ser mucho mayor.

El verdadero nombre de la víctima y testimonio fue cambiado por cuestiones de seguridad de su persona.

Adam fue capturado por medio de una trampa. Cuenta que hace tiempo recibió una llamada telefónica de una persona que conocía quien lo invitó a una reunión por lo que “no sospechó de nada”.

Sin embargo, al llegar al lugar resultó ser un montaje pues había gente uniformada esperándolo y gritando que sabían que era gay.

La víctima entrevistada dijo que él negó su homosexualidad en el momento, pero los sujetos aseguraron que leyeron una serie de mensajes que sostuvo con otro hombre en los cuales se confirmaba que era gay por lo que fue detenido.

El presidente de Rusia, Vladimir Putin, ha dicho a través de su portavoz Dmitry Peskov,  que no tenía información sobre las acusaciones y aconsejó a las personas con quejas que contacten a las autoridades.

Esta historia es tan un solo un caso dentro de la sociedad chechena basada en códigos fuertes de una fe islámica que les hace creer que tener un familiar gay es ”una mancha que contamina”.

Al respecto, a Organización de las Naciones Unidas ha exigido a las autoridades de Chechenia la liberación inmediata de los hombres detenidos por ser gays.

COMENTA LA NOTA